Por Arturo ROMERO SÁNCHEZ

Corresponsal/La Polaca Mich

CIUDAD DE MÉXICO.

Jaime Rodríguez Calderón “El Bronco”  Visitó la ciudad de  Toluca a donde ofreció que bajaría el IVA del 16 al 10, y el ISR 33 al 27, para facilitar que los mexicanos puedan comprar más.

Ha incrementado más su campaña en rede sociales: “Me gusta platicar con la gente, caminar un rato para ver cómo están las cosas en el país, escuchar sus inquietudes y echarme un taco con ellos. Así es como un gobernante debe ser con los ciudadanos, tiene que existir una cercanía para poder evolucionar como sociedad. Ahora díganme ¿Cómo les gustaría que el próximo presidente de México se comunique con ustedes?

José Antonio Meade Kuribreña  en su gira proselitista, dijo: “Muchas gracias por recibirme aquí hoy en Jalisco. Muchas gracias por recibirme en la que, sin duda, está llamada a ser pues el Silicon Valley de México.

Me siento muy orgulloso de estar entre ustedes, y me siento muy orgulloso de haberlo hecho recorriendo un espacio que renació para darle albergue a un movimiento de ciencia y tecnología, del que nos sentimos profundamente orgullosos.

Muchos que estén aquí por primera vez, que por primera vez lo estén viendo, seguramente estarán sorprendidos, como lo estoy yo, a pesar de haber conocido el proyecto, de cómo ha avanzado y cómo podemos tener en México un lugar que haga de la ciencia y tecnología, un espacio profundo de transformación.

En México queremos hacer un gobierno que escuche, un gobierno cercano, un gobierno que reconozca que las soluciones se construyen de la familia hacia el gobierno y no de la oficina hacia la familia. Un gobierno que reconozca que cada estado, que cada ciudad y que cada familia tiene unas necesidades diferentes.

Hoy, cuando recorremos este espacio, nos damos cuenta de que la política pública sirve, de que podemos construir un marco en donde un ejercicio como estos resulte en éxito, en donde podemos ver hoy más de 100 mil empleos en Jalisco que están vinculados con la industria de la transformación, en donde podemos ver en Jalisco el mayor clúster de transformación de Latinoamérica.

Hoy la posibilidad de platicar, con quienes aquí nos reciben y agradecerles, para escuchar, para que nuestras propuestas guarden sentido con lo que se está esperando de nosotros, para que nuestras propuestas tengan lógica en su familia, en su ciudad y en su estado.

No podemos construir una política pública sin escuchar, no podemos hacer una campaña sin platicar con quienes habrán de estar impactados por nuestras propuestas y por nuestro programa de gobierno.

Yo les agradezco este ejercicio, les agradezco esta posibilidad, les agradezco este encuentro, nos dejará hablar de cuál es nuestra visión en los temas de educación, pero nos dejará escuchar un par de testimonios de cuál es la visión de ustedes.

Nos permitirá escuchar a Carlos, escuchar a Dina, y me permitirá a mí saludar a quienes aquí me han recibido, a Octavio, a Federico y a Luis. Y agradecerles a ustedes que estén pendientes, que estén atentos, que me hayan aceptado hoy aquí, para platicar y para escucharlos.

La idea central de campaña y gobierno es que avancemos juntos, es que avancemos con cada uno. Y en ese avanzar juntos, la educación es absolutamente central.

Si uno pudiera escoger un derecho que transforma cuando se ejerce, ese es el derecho a la educación.

En México, el que termina la preparatoria va a vivir cinco años más, que el que no la termina; en México el que termina la preparatoria, va a ganar más del 40 por ciento más que el que no la termina. Y en México sigue habiendo mucha gente que no termina la preparatoria, tenemos que convertir al país, primero, en un país de preparatoria y, después, en un país que le garantice, a todo el que quiera, un espacio de educación superior.

Si revisamos el mapa de la pobreza extrema, 9 de 10 mexicanos en pobreza extrema no terminaron la preparatoria. De esa es la importancia de la educación, pero tiene que ser una educación que cumpla con varios principios, tiene que ser una educación para toda la vida, tiene que ser una educación en la que empecemos a invertir temprano, pero en la que sigamos invirtiendo una vez se termine el espacio de educación formal.

Hay más de 84 millones de ciudadanos en México, de los cuales 48 no terminaron la preparatoria. A ellos hay que ir a buscar y hay que ofrecerles espacio de educación continua, que les de los instrumentos que les permita acceder a un mejor empleo y a una mejor oportunidad en lo formal.

Para lo que sí están en la oportunidad de estudiar, tenemos que asegurarnos que los jóvenes estudien, estudien y trabajen con el modelo dual o puedan emprender, como están haciendo muchos de los que están aquí.

Es un esfuerzo de educación que no se agota en la escuela, que involucra a la construcción también de espacios de estímulo en la familia.

Que reconoce y que tiene que reconocer que el insumo más importante en materia educativa es el maestro. Y que, por lo tanto, hay que trabajar para que el maestro tenga las mejores condiciones, los mejores apoyos y los mejores instrumentos para transmitir conocimiento.

Al final, si educamos bien, vamos a crear ciudadanía, si educamos bien vamos a hacer de México una potencia.

Primeras cuatro propuestas de Ricardo Anaya Cortés para combatir la corrupción. En la Ciudad de México, aseveró que, México  es el país con mayor percepción de corrupción de los países que integran la OCDE y que no debemos resignarnos a que la corrupción sea un eterno problema en nuestro país.

“Los ciudadanos tenemos derecho a tener un gobierno íntegro, honesto, que rinda cuentas y dé resultados en beneficio de la gente”, afirmó el candidato de la Coalición

Por México al Frente a la Presidencia de la República, Ricardo Anaya Cortés, al dar a conocer sus primeras cuatro propuestas para combatir la corrupción.

En primer lugar, propuso crear un nuevo sistema de fiscalización de dinero en la política, que sancione el uso de recursos de procedencia ilícita, el rebase de topes de campaña y permita dar seguimiento al dinero con herramientas de inteligencia financiera en todo tiempo, y no solo acotado a los tiempos electorales.

Segundo, eliminar el uso de dinero en efectivo, en los tres órdenes de gobierno, para que todo pago se realice a través del sistema financiero.

Tercero, crear una plataforma virtual portátil que permita seguir los recursos públicos permanentemente, además de incorporar la tecnología blockchain, lo que facilitará a la ciudadanía conocer la asignación, el uso y el destino de los recursos que aporta al erario público.

Y, finalmente, la cuarta propuesta es insistir en la Reforma al artículo 102 constitucional, a fin de contar con una Fiscalía General autónoma e independiente del poder político, y una Fiscalía Anticorrupción con las mismas características.

Ricardo Anaya recordó que durante 2017 la corrupción se ubicó en el segundo lugar de los problemas que más preocupan a los mexicanos, no obstante que el país con mayor percepción de corrupción de los países que integran la OCDE es México.

“México es, además, el país con mayor número de sobornos entre todos los países de América Latina y El Caribe, según Transparencia Internacional”, puntualizó.

En conferencia de prensa, Ricardo Anaya también se refirió al tema de la violencia durante las campañas, por lo que hizo un llamado a los candidatos del PRI y Morena a conducirse con civilidad y respeto, luego de un incidente el pasado fin de semana.

Más tarde se reunió con integrantes del Consejo de la Comunicación-Voz de las Empresas.

El candidato de la Coalición Por México al Frente a la Presidencia de la República reconoció la labor del Consejo de Comunicación y detalló algunas de sus propuestas de cara a los retos que enfrenta nuestro país, mismos que no podrán superarse con ideas viejas y fracasadas, sino con innovación y visión de futuro. Durante el diálogo, quedó en claro que las próximas elecciones serán de cambio, porque hoy México no va por el camino correcto y para muestra los alarmantes niveles de corrupción, impunidad, violencia, inseguridad, pobreza, desigualdad, desempleo y empleos mal pagados, así como la caída de la inversión pública. Para combatir la corrupción, recordó sus propuestas: una Fiscalía General autónoma e independiente, prohibir los pagos en efectivo en el gobierno y muerte civil a corruptos, entre otros.

   Margarita Zavala Gómez del Campo, en viaje por Nuevo León, en Monterrey se reunió en el Centro Convex, con un numeroso grupo de estudiantes que ya la esperaban, ante ellos ofreció dignificación y profesionalización de la policía, dotándoles de mayor tecnología, a la vez que propondrá reformar el sistema de justicia, y velará porque ya no haya más feminicidios y también dijo que hará lo necesario para recuperar los valores en la familia, en las escuelas y en la sociedad.

En otra publicación dijo que “Llevo dos semanas en campaña, recorriendo el país y escuchando a los mexicanos. La verdad es que hacer campaña sin la estructura de un partido político me ha dado mucha más libertad de hacer y decir las cosas que yo quiero. Mi equipo además tiene de sobra lo que el dinero no puede comprar: valor y valores. Todos están en la campaña como voluntarios y me ayudan porque están convencidos de que es lo mejor para México. Me siento profundamente agradecida y orgullosa de ellos.

En días pasados presenté a Alejandro Hope, uno de los especialistas más importantes en materia de seguridad en México, como asesor de mi campaña a la Presidencia. Tener una propuesta sólida de seguridad es muy importante porque veo con preocupación dos cosas: una, que a pesar de la gravísima situación que vive el país, el tema de seguridad no está ocupando un espacio central en la agenda de las campañas presidenciales; y dos, que la propuesta central del candidato López Obrador en ese tema –dar amnistía a los criminales– además de ser profundamente inmoral, no serviría en absoluto para detener el crecimiento de la violencia y el delito, al contrario, significaría condenar a muchas regiones de nuestro país al gobierno de los criminales. México sería para fines prácticos un narco-estado, y la frase del “estado fallido” se volvería una dolorosa realidad.

Proteger a los mexicanos de los delincuentes es para mí una prioridad y por eso comencé yendo a dos lugares castigados por la inseguridad, para escuchar a las víctimas y a las organizaciones sociales. En Ecatepec me reuní con deudos de víctimas de feminicidio y afirmé que tendré una política basada en tres letras “p”: prevención, prioridad y presupuesto. Ante las mujeres de ese municipio tan lastimado y abandonado por la autoridad me comprometí a ser una Presidenta que va a protegerlas con todo porque urge acabar con la violencia y en especial con los feminicidios, la trata de personas, la violencia doméstica y el acoso. Por su parte, en Ciudad Altamirano, Guerrero, me comprometí a tener una política de seguridad que tenga al ciudadano como centro, y para ello será clave sacar a la Policía Federal de donde la escondieron este sexenio (SEGOB) y crear una nueva Secretaría de Seguridad Ciudadana. Ya vi por ahí que Ricardo Anaya me copió la idea, pero yo la vengo planteando desde el año pasado en mi libro de propuestas “Es la Hora de México”.

Estos días también he participado en foros organizados por las principales asociaciones de empresas nacionales y extranjeras del país, como el de la American Chamber Capítulo México, el del International Women’s Forum y el del Consejo Coordinador Empresarial. Confirmé que no importa si uno habla con la señora que vende arreglos florales en Ciudad Altamirano o con la CEO de una trasnacional: todos los mexicanos quieren seguridad, Estado de derecho y una justicia que sirva. Todos exigen poner punto final a la larga noche de impunidad y violencia que azota a nuestro país. Y no, ni ellos ni yo ni nadie quieren “guerra” como hay quienes todavía afirman con toda la mala fe.     Lo que quieren es que el Estado los defienda y eso es lo que yo les daré cuando sea Presidenta: un Estado valiente, firme y que esté ahí donde se le necesita ya sea en la forma de una Policía Federal moderna o con las Fuerzas Armadas mejor equipadas que se hayan visto en México.

Finalmente, en días recientes mi campaña devolvió al INE el dinero público que por ley le corresponden. Esto porque estoy decidida a romper el gusto que tienen los partidos y los candidatos a las carretadas de dinero público que ellos mismos se han aprobado. Yo estoy haciendo una campaña de ideas, de principios, de propuestas y de valores. Las encuestas muestran que ese mensaje está resonando entre los ciudadanos y que, a pesar de la inequidad masiva en la competencia y las decisiones de tribunales que terminan metiendo candidatos por decreto, nosotros tenemos a los mexicanos libres de nuestro lado. Esta es una campaña ciudadana para los ciudadanos.

 

Andrés Manuel López Obrador  aclara  que respeta opinión de Slim, pero está demostrado que nuevo aeropuerto será costosísimo para México.

   En San Luis, Río Colorado, expresó que respeta el punto de vista del empresario Carlos Slim, pero no lo comparte, porque está demostrado que el aeropuerto que se construirá en el Lago de Texcoco será costosísimo para el país.

En entrevista que concedió al finalizar el encuentro con bajacalifornianos, el candidato por la coalición “Juntos haremos justica” a la Presidencia de la República señaló que el nuevo aeropuerto es un barril sin fondo, no es negocio para la nación, ni para los mexicanos.

A la pregunta de los reporteros que para quién es el negocio, López Obrador comentó que es negocio para un pequeño grupo, para los contratistas, ellos van a ganar mucho, pero el país no tiene presupuesto para financiar una obra faraónica.

México, dijo, tiene muchas necesidades y ese aeropuerto por lo bajo costará 300 mil millones de pesos y es muchísimo dinero, “desde luego yo respeto la opinión de todos, si él (Slim) opina de esa manera, está en su derecho, porque es parte de las empresas que están construyendo ese aeropuerto, él es contratista, si es como dice él un buen negocio, pues que lo haga con su dinero”.

Planteó que Slim construye con su dinero el nuevo aeropuerto hasta se le puede dar la concesión, pero que el dinero del pueblo de México no se malgaste, “nosotros vamos  cuidar que no haya corrupción y que el dinero que es de todos los mexicanos se utilice para beneficio de los mexicanos”.

Expuso que no debe de haber un gobierno que solo representa a una minoría el gobierno tiene que representar a todos, el presupuesto le tiene que llegar a todos, el gobierno tiene que representar a ricos y a pobres, a todos los mexicanos.

A la pregunta que si Carlos Slim habla porque defiende sus inversiones, López Obrador respondió que sí, porque son cuatro contratistas principales para la construcción del nuevo aeropuerto como: Carlos Slim, así como el ex cuñado de Carlos Salinas de Gortari, Hipólito Gerard y otros dos más.

Adelantó que cuando ya sea presidente electo al primero que buscará será a Enrique Peña Nieto para hablar sobre la construcción del nuevo aeropuerto, luego hablará con los empresarios contratistas para convencerlos que se puede resolver el problema de la saturación del actual aeropuerto con mucho menos dinero.

Explicó que se les convencerá a los empresarios de que se construyan dos pistas en el aeropuerto militar de Santa Lucía, pero si no se les puede convencer invitará a la gente para que conozca más sobre el proyecto, que todo mundo opine si se destinara tanto dinero a esa obra o se puede resolver el problema con menos inversión pública y que la Ciudad de México mantenga su aeropuerto.

Señaló que la propuesta de construir un nuevo aeropuerto en el Lago de Texcoco significa cerrar el actual aeropuerto y cerrar el aeropuerto de Santa Lucia.

Recomendó que los ciudadanos lean la historieta que se hizo sobre el tema del aeropuerto https://bit.ly/2JPZVeA  y dio a conocer que lo subió en su cuenta oficial del Facebook, la hicieron especialistas, ingenieros de la UNAM con el apoyo de caricaturistas muy buenos para explicar de manera sencilla el tema.

Comentó que quieren asustar a la gente, diciendo que habrá incertidumbre económica, financiera y entonces esa lógica para que no haya incertidumbre hay que aceptar la corrupción y no. “Yo no soy ni seré cómplice de la corrupción”.

Ante la pregunta de los reporteros sobre si Slim no está haciendo siendo cómplice de la corrupción, es un contratista del nuevo aeropuerto, López Obrador expresó que Slim es un hombre de negocios, defiende sus intereses, pero “yo voy a ser presidente de México y voy a defender los intereses del pueblo de México “.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.