Alberto Fernández, Asume la Presidencia de Argentina

  • 10 diciembre, 2019
Alberto Fernández, Asume la  Presidencia de Argentina

Foto: Internet

* Mauricio Macri, le coloca la banda presidencial

* Cristina Fernández de Kirchner, ahora vicepresidenta

* Ofrece convivencia pacífica, y detener  la crisis del país.

* Como prioritario: Plan Integral Argentina Contra el Hambre

Por Arturo Romero Sánchez

Corresponsal/Lapolacamich

   CIUDAD DE MÉXICO.- Hoy, ante la Asamblea Legislativa, Alberto Fernández, acompañado de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, realizó la toma de protesta que lo instituye como presidente de Argentina, recibiendo de Mauricio Macri, la banda presidencial.

Mauricio Macri, también contendió por el mismo cargo en estas elecciones, y aceptó, sin más, la derrota, ante la decisión de 34 millones de votantes, quienes favorecieron con un 48.24% de votos a favor del ahora presidente.

En su discurso oficial como líder de esa nación, decalró que habrá de convocar a todos los sectores del país, a establecer las medidas necesarias, para terminar con el rezago social y económico que existe en la nación, mediante acuerdo básicos que los encaminen hacia el progreso; aunque también afirmó que to llevará algún tiempo, pues “los argentinos, hemos pasado de un estancamiento a una caída libre en los últimos años”.

Reivindicó su compromiso democrático “que garantice entre todos los argentinos, más alla de sus ideologías, la convivencia pacífica en el respeto a los disensos”.

Ante los asistentes, tanto de la asamblea, como de los invitados, habló de la inseguridad alimentaria que hay en el país, a pesar de que Argentina es uno de los países con mayor producción de alimentos en el mundo, y ponderó: “sin pan no hay ni presente ni futuro. Sin pan, la vida solo se padece. Sin pan no hay democracia ni libertad”; por lo que dijo que una de las primeras tareas de su gobierno, un encuentro de trabajo a donde el tema principal será el Plan Integral Argentina Contra el Hambre.

Agregó, que buscará el mejoramiento de las PyMEs, mediante apoyos y estímulos fiscales: “La capacidad ociosa de nuestras fábricas, industrias y comercios también constituye un despilfarro de energías productivas”.