Cambio Climático, Amenaza para la Humanidad.

  • 8 mayo, 2019
Cambio Climático, Amenaza para la Humanidad.

* El uso irracional del agua, la tala de bosques…

* Desaparición de insectos = falta de alimentos

* Conflictos económicos y sociales por el cambio climático

Foto: Internet

Por Arturo Romero Sánchez

Corresponsal/Lapolacamich  

CIUDAD DE MÉXICO. –

 Mucho se habla del cambio climático, y a pesar de ser catastróficos los daños que puede ocasionar, no solo al planeta, sino a la humanidad, son pocos los humanos que tienen conciencia de ello, pero son mucho más los que no atienden al llamado que nos hace la naturaleza.

El uso irracional del agua y la explotación desmedida de ella, la emisión de gases contaminantes producidos por los autos y las industrias, el constante aumento del uso de plásticos no biodegradables, la tala inmoderada que acaba con los bosques, el “aislamiento de la tierra”, que al ser cubierta por asfaltos y concretos, no permite la infiltración del vital líquido, y que con ello impide la recarga natural de los mantos freáticos…En fin, es toda una serie de factores que amenazan, en definitiva, a todos los seres vivos que poblamos este planeta llamado Tierra.

El aumento de la temperatura en el mundo, el deshielo de los glaciares, que va en aumento, ocasionando la elevación del nivel del mar, y que, según estudios publicados, tienden a desaparecer en la segunda mitad de este siglo y que ocasionarán la elevación de la temperatura en el Ártico de casi 5 grados, ¡Imagine Usted lo grave que es esto! ¡Y hablamos del Ártico!

El ser humano ha alterado de manera sustancial, las áreas verdes existentes, ya no tan solo por la necesidad de un lugar para vivir, sino por la ambición desmedida de empresarios, quienes, inmisericordes, pugnan por su explotación, todo esto por una mezquina ambición de riqueza.

La sobreexplotación de bosques y zonas verdes, acaban con la fauna de un lugar,

la escasa producción de flores y el uso de pesticidas, merman la población de insectos, que, al no existir, o ser poca la cantidad de población en el planeta, disminuyen la producción de frutos y semillas que son tan primordiales en la subsistencia del ser humano…

Las consecuencias sociales y económicas, no habrán de hacerse esperar, y ya podemos ser testigos de ello: nubes de gases tóxicos que flotan en las ciudades, inundaciones, originadas por la tala inmoderada de árboles y por la escasa o nula infiltración del agua de lluvia, amén de la contaminación de esta al mezclarse con las aguas negras, y que, dicho sea de paso, llegan hasta el mar, contaminado todo, dando motivo para que miles de especies marinas mueran. Las altas temperaturas, que ahora tenemos en las ciudades, modifican los ecosistemas, dando fin a especies que no hallan las condiciones adecuadas para su subsistencia…mermando las cosechas y la producción alimentaria; la producción alimentaria al verse en un punto de disminución, abre el espacio para que los productos incrementen su precio ante la escasez.

Este cambio climático, que ya empezamos a sufrir, aún podemos lograr que se disminuya, pero para esto, hace falta que todos pongamos “nuestro granito de arena”, y debemos hacerlo, ya no para bien de nosotros, sino de nuestras próximas generaciones.

El diario La Vanguardia, publicó que el Parlamento Británico ha declarado un “estado de emergencia climática”, y urge a “salvaguardar la salud del planeta para las próximas generaciones”; con ello espera la respuesta de los miles de jóvenes, que promueven campañas en pro del medio ambiente.

Queda este tema en la mesa, con una seria invitación a la reflexión, y tomar acciones que lleven a dejar un futuro mejor a nuestros descendientes.