Emergencia ambiental

Alfredo González Durán

¡Hasta una marometa! en el aire dio el uchepo de mi perro El Cachuchas, cayendo de puro hocico sobre la banqueta, tras el zape a dos manos que le puso mi tía Coty cuando el perruno alzaba la pata pa echarle su agua de riñón al pinito que acaba de sembrar mi tía frente al chante. “¡Perro jijo del maíz!. Nomás eso me faltaba que tú también, como todos los voraces talamontes, fueras inconsciente y no pienses que si no cuidas los árboles, pronto ¡nos va a llevar Pifas!. Tas viendo el calorón por rapar los bosques en Michoacán, el país y el mundo, ¡y no te hincas!. ¡Sáquese de aquí!, perro uchepo. Lo que uno no puede ver, en su casa lo ha de tener”, que grita mi tía aventándole al Cachuchas dos escobazos más que si se los da, capaz que lo deja sin la de pensar. “¡Y tú que me ves!”, que me grita mi tía Coty y diciéndome: “¡en lugar de que andes! cuidando los bosques, de ayudar a apagar los incendios forestales, estás aquí de talegonio y pa acabarla, dejas que el cochino perro le eche su cochinada a mi pinito con riesgo de secarlo”, que me dice la ñora y con ganas de descargar toda la furia que traía a escobazos en mí cuerpecito y más por el calorón que está ¡de a peso! que ya no encontramos ni donde refugiarnos con los más de ¡40 grados! que se vienen registrando en varias zonas de Michoacán a diario –incluyendo en Morelia que ¡hasta humito! sale de las banquetas a eso de las 3 de la tarde– y ya desde hace más de ¡un mes!, de acuerdo a los pronóstico del Meteorológico. “Ah, pero eso sí, ¡sigan quemando bosques! pa sembrar sobre todo aguacates y demás cultivos que le dan en la torre a toda la naturaleza”, refunfuña mi tía que espero que pa acabarla, no le dé un golpe de calor con el coraje y con las altas temperaturas… Y es que la parienta anda bien nerviosa porque parte de la raza que tenemos en Chilangolandia City, acaba de venir a Morelia quesque pa agarrar aire más puro porque ya llevan varios días que prácticamente se ¡están ahogando! en la capital del país por el humo del smog y de los incendios forestales de los estados de alrededor y que prácticamente mantienen respirando una negra y peligrosa bruma llena de contaminantes a todos los chilangos y paisanos que viven allá… Pero otra vez pa acabarla de amolar, déjenme les platico que mi tía Coty, muy oronda, orgullosa de la Ciudad de las Canteras Rosas, se dispuso a pasear a la raza que nos visitó. Planeó darles un tour, pero al ir a tomar el camión que las llevara a La Catedral y al Centro Histórico, ¿qué creen?, que pasa ¡un humeante armatoste! del Transporte Público de los que ya estamos acostumbrados tanto de la ruta Alberca, Centros Comerciales, Ruta 1 y en fin, de todas las rutas que hay en la ciudad y que andan todas destartaladas y nomás dando vergüenzas y tirando nubes de humo hasta por los limpiadores. ¡Chale!, los visitantes chilangos quedaron todos renegridos de la nube de humo que les lanzó uno de los camiones, que además ni siquiera se paró pa subirlos. Mi tía nomás agachó la cabeza como diciéndose “¡trágame tierra!”, porque ella queriendo lucir que aquí está mejor que en Chilangolandia en el plano ambiental y el transporte urbano dejándola en vergüenza porque en su mayoría está ¡pal perro!. Ah, porque déjenme decirles que luego tomaron una combi y además de que les cobraron ¡más caro! que en la capital del país, se los llevaron como sardinas y bueno, con decirles que a mi tía la subieron hasta en el toldo y el cumbianchero todavía hasta quería meter a la combi a un tour ¡de 45 turistas! extranjeros que le hicieron la parada. ¡Chale!. ¡Se pasan!. Y como nadie les dice nada, los chafiretes del averno, pues hacen lo que quieren con el pasaje, además de que ponen su música a todo a volumen de Beethoven, Bach, Schubert, Mozart, y valiéndoles wilson lo que diga el pasaje o si mejor queremos oír a Los Ángeles Azules… Y bueno, por si eso fuera poco, nuestros visitantes chilangos le preguntaron a mi tía que si aquí no verificaban los carros pa que no se contaminara Morelia, ya que observaron en muchos automóviles y hasta camiones repartidores que transportan agua, refrescos y demás, el humaderón que sacan. Mi tía les tuvo que decir que no. Que aquí, siempre hay bronca por eso y casi nadie quiere verificar. “¡Pero si ya se ve humo en varias partes de Morelia!”, que dice su comadre Rosa, apuntando con su índice del Centro Histórico hacia el sur de la Ciudad, allá por la Loma de Santa María. Neta que mi tía, que ya se estaba enmuinando de ver que efectivamente ¡algo se tiene que hacer! y ya en Morelia en  el terreno ambiental, mejor buscó cambiar de tema y se  jaló a la visita pal Mercado de Dulces. Y más porque como ya era como la 1 de la tarde, el sol estaba quemando a tal grado y que hasta lo caliente de las banquetas traspasaba las suelas. Luego luego se los llevó a agarrar sombrita pensando en los golpes de calor que están en todo su apogeo y sumamente peligrosos. Ya ven ustedes que hasta en las noticias salió que en San Luis Potosí, varios pajaritos y aves cayeron muertos por el golpe de calor… Ante este panorama, estimados lectores, ora sí que como dice mi tía: “¡ahí cuando quieran!” cuidar al estado, cuidar a Michoacán. Nomás hay que recordar que según los ecologistas expertos de la entidad, tan sólo en los últimos 50 años Michoacán ha perdido ¡1 millón y medio de hectáreas! y ya solo contamos con 2 millones, que si no las cuidamos den por seguro que varias regiones serán verdaderos páramos en unos cuantos años. Al tiempo. En fin, si de una cosa hay que estar convencidos es que por cada grado de calor que se incrementa a diario, es el reflejo de lo que le estamos haciendo a la Naturaleza, a la biodiversidad y no sólo se están acabando las abejas, lo mismo está pasando con los murciélagos que son vitales para la polinización del maguey del mezcal –por ejemplo–, sin descontar que poco apoco desaparece cada día más flora y fauna de la entidad, que por cierto en estos momentos ocupa los nada honrosos segundo lugar a nivel nacional en cuanto al número de incendios forestales y el cuarto lugar en cuanto a superficie afectada. Y según los reportes, con una gran mayoría de incendios forestales provocados. ¡Aguas!… PERO CAMBIANDO de temas, aunque siguiendo con el tema ambiental, en gira por Contepec, el gobernador Silvano Aureoles Conejo señaló que  Michoacán es un  nicho de oportunidad para generar energías limpias. El mandatario estatal realizó una visita a la Central Hidroeléctrica Lerma Tepuxtepec, en donde conoció como se trabajan los recursos naturales para su transformación en energía eléctrica, así como los procesos sustentables que se aplican para contribuir al cuidado del medio ambiente. Aquí, Aureoles Conejo precisó que “Michoacán es un nicho de oportunidades para la generación de energía de manera sustentable. En el gobierno que encabezo estamos comprometidos con el cuidado de los recursos, por lo que celebro este tipo de iniciativas que ayudan a la generación de energía, crean empleos y al mismo tiempo contribuyen al cuidado ambiental”, señaló. En este evento, fue acompañado por el superintendente de la Central Hidroeléctrica Lerma-Alameda, Julio César Bolaños Romo, así como por Marcos Ramírez, director general de Generadora Fénix; José Manuel Teles, gerente de activos de Fénix y Martín Esparza Flores, del Sindicato Mexicano de Electricistas SME… Asimismo, se explicó que la energía que se genera aquí se sube a la red de la Comisión Federal de Electricidad que llega a la subestación de Toluca y de ahí se distribuye a varias partes, y que la Generadora Fénix “lleva trabajando tres años en la generación de energía, lo que ha permitido ofrecer 541 empleos directos”. ¿Qué tal?… PERO SIGUIENDO con gobierno estatal, también en Contepec y después de una década de abandono, el gobernador entregó el Centro de Salud en Contepec, destacando que “la salud de los michoacanos y michoacanas continúa siendo una de nuestras prioridades”. En los trabajos de remodelación de ese Centro se invirtieron alrededor de 11 millones de pesos en beneficio de más de 34 mil habitantes de localidades como Buenavista, Melchor Ocampo, Salto de Tepuxtepec, Tepetongo, Venta de Bravo, Zaragoza y Bravo… Durante esta gira, el gobernador resaltó la importancia de “contar con Centros de Salud dignos y en óptimas condiciones que permitan ofrecer a la ciudadanía las condiciones básicas de salud”. Asimismo, enfatizó que  “tenemos el compromiso de ofrecer mejores condiciones de salud a los michoacanos y michoacanas, para ello hemos dignificado y rescatado 430 Centros de Salud en todo el estado, pero también se administran 900 Casas de Salud que son un espacio donde se brinda atención primaria, los 27 Hospitales Regionales como el de Ciudad Hidalgo, Zitácuaro entre otros, pero también se han rescatado varias de las 36 obras abandonadas por años, lo que nos ha permitido ofrecer mejores condiciones en el tema de salud”. ¿Qué tal?… De igual manera, el gobernador enfatizó que “al igual que en educación, en salud se hacen esfuerzos extraordinarios”. Que se recibió la Secretaría con un déficit de mil 300 millones de pesos y con varios Centros de Salud en obra negra, precisando que “se ha hecho una inversión importante en recuperar la estructura de salud y ordenar las finanzas de la Secretaría y después de más de tres décadas, se tiene control en los pagos de los trabajadores”… Cabe destacar que también en otra gira, en Puruándiro, se rescató el Centro de Salud que estaba en el abandono y que ahora atenderá a 70 mil personas. Ahí se invirtieron 15.7 millones de pesos. El gobernador Aureoles Conejo señaló que “hoy podemos decir que ya superamos las condiciones precarias que había en el sector” y destacó también la cobertura del 90 por ciento en medicamentos del cuadro básico…. Por cierto que el mandatario estatal arrancó en este lugar la Segunda Semana Nacional de Vacunación, en donde una de las prioridades es que las principales dosis de vacunación sean para niñas de entre 11 y 12 años con la aplicación de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano. En esta semana se aplicarán más de 92 mil dosis de 14 tipos de vacunas y se emprenderán más de dos millones de acciones preventivas con sueros orales, pláticas con padres de familia, 841 unidades médicas, 648 brigadas, entre otras acciones. ¿Quihubo?…  Y BUENO, en cuanto a la Feria de Michoacán, pues vaya que si ha resultado exitosa y lo mejor es que también ha permitido que la disfruten gente de muchos lados y sobre todo de lugares apartados de nuestro estado, en este caso, de niñas y niños de Huetamo, quienes estuvieron felices de venir a la capital y estar presentes en el máximo escaparate de la entidad y disfrutarlo ¡a todo lo que da!. Óoooorale. Fueron 145 niñas y niños del municipio que cursan su educación básica y que tuvieron la oportunidad de conocer uno de los más importantes eventos de la entidad… Pero luego le seguimos con más, porque ya se nos acabó el espacio. Les estamos afinando las listas de los que siguen sonando para el 2021. No coman ansias…  

 .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.