Sigue al alza

Alfredo González Durán

¿SERÁ?: “¡Nos vamos al mundial!, ¡Nos vamos al mundial!”, gritamos al unísono todos en el chante luego de que el TRI le ganó de manera cardiaca en los últimos minutos y de a panzazo (para no variar y luego que ni le saben) 2-1 a Jamaica este jueves por la tarde-noche rumbo al Mundial de Qatar. Bueno, la verdad que no todos gritamos de gusto, porque mi tía Coty hasta le dio un chanclazo en la mera maceta a mi perro El Cachuchas que traía una escandalera con la matraca y ladre y ladre con todo y su cubrehocico, como si nos hubiéramos coronado campeones. “¡Cállate!, perro uchepo. Así habías de ladrar pa cuidar la casa”, que le grita mi tía Coty, por lo que todos nos callamos de volada pa evitar la chancla voladora… Y es que he de platicarles que mi tía no alcanzó a digerir el triunfo. Porque por 80 minutotes, nos la pasamos casi chillando y mordiéndonos las uñas hasta las de las patas, de ver cómo juega ¡pal perro! la Selección Mexicana y otro poquito y hasta ahí quedaban porque son un equipo que no le echan enjundia, nomás como que quieren cumplir y no sudan, ni se tatúan la camiseta los uchepos jugadores y pa acabarla, quién sabe qué les pasó a los de TV Azteca que no transmitieron el partido (nosotros no lo encontramos) y por lo tanto se extrañaban los gritos del Martinoli que les tira chido cuando están echando la hueva los jugadores mexicanos o el comentario del doctor Luis García y las jaladas del Jorge Campos, sin descartar los comentarios efectivos del Zague que, por cierto, toda su vida ha estado aquí, en México y en chilangolandia y sigue hablando como si acabara de llegar de Brasil… Ya está como la Paulina Rubio que nomás va a dar un volteón a España y regresa hasta sessssseando como española y nomás falta que diga: “¡Ooolé!”. ¡No Maus Micky!, ya se parecen a mi compadre el Chomeclas que hace dos años se fue pal otro lado y regresó hablando quesque puro inglish.  “¿Watis yourneim?”, que me pregunta el canijo compadre y como no le entendí, me dijo que me faltaba mundo. Que ya dejara el barrio. Que él ya hasta sabía subirse a los cars, a los buses y hasta me enseñó su billetera con 100 dólares y me dio una vuelta en su carrito que traía. Echón que no fuera mi compa, porque he de platicarles que duró como un mes  antes de tener que regresarse a terminar su contrato, y todos los días se puso como placa de trailer. Ya cuando se iba, hasta me dejó su carro por una feria porque ya se había acabado lo del pasaje de vuelta. Lo bueno es que al otro año, se regresó y neta que se trajo una lanita y pudo poner su changarrito del que ahorita vive con su domadora y sus chilpayates y ya hasta dos veces por mes me invita a echarme un pulquito –el néctar de los dioses—que traemos de la hermana República de Tarímbaro-City y yo a veces le caigo con unas carnitas de Quiroga, que están pa chuparse los dedos… ORITA, YA NO hemos podido echarnos unas, por lo de la pandemia, pero pronto y si nos cuidamos, nos las aventaremos, ni modo que no… Ah jijo, ¿Pero que les estaba platicando?. “Mmmta tío. No te digo, ya se te va el avión”, me dice el irreverente escuincle de El Tony, apoyado por el palero del Cachuchas que hasta se ríe de mi el uchepo guagüino. Y pensar que yo recogí al perruno cuando estaba bien morrito, que apenas y abría los ojos el uchepo. Si bien dice el dicho: cría cuervos y te sacarán los ojos. Ora ya hasta me ladra cuando toco el zaguán, como si no me conociera… “¡Ya cállate! y síguele con tu escrito. Nomás te haces pato, uchepo, ¡pa no trabajar!. Y si no te apuras, te vas a quedar sin tragar”, me grita mi tía que está haciendo unas albóndigas –que más bien son bolas de arroz, porque ya no alcanza ni pa la carne molida–  mostrándome ¡un aguacate! que alcanzó a comprar, creo que a quince pesos la pieza y que va a dividir entre 6 una mitad y va a guardar la otra pal domingo, en que todos vamos a ahorrar pa poder comprarnos unos ¡tres limoncitos!, pa hacernos una agüita. ¿Se imaginan el comelitón que nos vamos a aventar?… PERO BUENO, retomo otra vez el tema, antes de volverme a perder. Como les decía, la Selección jugó pal perro y neta que yo opino igual que mi tía, que si no suben de juego, mejor que ni vayan. Los jugadores no se ponen la camiseta y pa acabarla, como les decía líneas arriba, los televisos todavía así les echaban porras. Chale, pus no se qué partido vieron ellos, pero el único que fue atinado en sus comentarios fue nuestro paisano el Rafa Márquez que dos que tres veces dijo que le habían de echar más enjundia… ESO SI, hay que reconocer que, con este resultado, pues de perdis se nos alegró un poco el corazón. Se le dio algo de alegría a la afición, a una gran parte del pueblo de México, un respiro ante los embates de la pandemia de Covid-19 que se viene tornando preocupante por el disparo en el número de contagios. “Pero ¿qué tal anduviste en noviembre y diciembre, uchepo?. Lingo, lilingo, pallá y pacá, hasta de pachanguero, y ora ahí estás con tu quejadera. Chillón que no fueras. Ora ¡aguántese como los machines!”, me grita mi tía que parece que creo que hasta adivina el pensamiento. Me cai… PERO COMO les decía, un respiro alegre por el triunfo y avance en la eliminatoria rumbo a Qatar, ante una pandemia que no cede. Y los números ahí están: en los últimos 4 días, se han registrado cifras de contagios preocupantes y alarmantes no sólo en el mundo o el país, sino también en Michoacán, ante una rumorología creciente de que la variante ómicron –que muchos catalogan como no tan letal— podría mutar en cualquier momento y sin saberse a ciencia cierta si la nueva sería más peligrosa o no. Hasta el momento no ha habido nada oficial, pero para allá están apuntando algunos científicos… Mientras tanto, en la entidad y con la presencia de las variantes Deltaque es más letal— y precisamente la Ómicron, el lunes con una Morelia disparada en contagios y consolidándose desafortunadamente como el epicentro de la pandemia, registró 602 casos ante 1,394 que fueron en todo el estado, con 5 decesos. El martes hasta arriba otra vez Morelia con ¡964 contagios! por ¡1, 901! del estado, confirmándose además que Morelia está registrando a diario casi la mitad de casos del total del territorio michoacano… EL MIÉRCOLES, fueron 807 casos en la capital y ¡2,012! en todo el territorio michoacano y ese día con ¡13 decesos!… Este jueves la cifra se fue a 705 contagios en Morelia y 1, 950 en la entidad, con 2 defunciones…. LO MALO DEL asunto es que ya en estos días se empezaron a disparar en contagios otros municipios que desde hace varios meses no habían llegado a los tres dígitos: el domingo 23 de enero, Zamora llegó a los ¡105 contagios! en un día; El lunes ya fue el Puerto de Lázaro Cárdenas con ¡124!; El martes Uruapan ya no se quedó atrás y se disparó a ¡127!; el miércoles de nuevo Uruapan repitió en segundo lugar por debajo de Morelia con ¡156! casos y para no variar, nuevamente este jueves la Perla del Cupatitzio se disparó ahora los ¡215! casos. Aguas, porque las ciudades más pobladas de la entidad, empiezan a irse para arriba, incluyendo que también este jueves Lázaro Cárdenas, se fue a ¡134! contagios… ASI LAS COSAS, estimados lectores, pues qué BUENO que ahí la lleva el TRI porque de alguna manera, alegra y alivia en algo el ánimo de una gran mayoría de mexicanos que nos gusta el mitote del balompie y soñar con que México ahora si pasará del quinto partido “Mmmmta. Confórmate con que califique al mundial. Jaja. Equipo chafa”, me dice y en mi mera jeta mi prima La Chachis que como todos los chavos de hoy, se sienten la Divina Garza envuelta en huevo y que nadie los merece. Chale, pobres morros que no conocieron ni jugar una cascarita en la calle o jugar al Burro 16, el burro entamalado, las canicas, el trompo o rodar un rin de bicicleta con un alambre, ni mucho menos acudir a una tardeada a mover el bote o ya de perdida, jugar a la lotería. Ora ya ni se ven la jeta por estar metidos en sus demoniacos celulares y con puras amistades virtuales, pa acabarla. ¡Nosotros sí vivimos de carne y hueso!. ¡Y ajúa!. Ojalá que cuando pase esta pandemia, ellos traten de hacerlo pa que vean lo que es bueno. No es lo mismo 20 corazones virtuales por whatsap, que un ¡apretón de manos! ¡O un abrazo! en vivo y a todo color, ¿o no?…. ¿PERO EN QUE IBA?. Otra vez me desvié. Ah sí, que lo MALO es que la pandemia no cesa y la neta, estimados lectores que si no le echamos los kilos, pues no se ve pa cuando. Ahora sí que como dicen los científicos de la Organización Mundial de la Salud, si no eliminamos esta pandemia, se va a seguir y a seguir y a seguir y a seguir reproduciendo hasta el infinito y quién sabe cómo nos vaya. Que conste… Si vieran que gacho se siente ver todavía a gente que anda muy campante en la calle sin cubrebocas valiéndoles que se contagien ellos o contagien a otros, ¡incluidos sus propios familiares!. Ya ni la hacen. A ponernos las pilas y a seguir todas las recomendaciones y antes, antes, antes de que sea demasiado tarde. Que conste… Y en cuanto a la grilla y a la polaca, en la otra le seguimos, porque como bien dice mi tía Coty: “primero hay que tratar de salir de ésta y ya luego se verá”. ¿Quihubo?…  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.