Columna Brújula

  • 30 septiembre, 2019
Columna Brújula

Sentimientos

Por Alfredo González Durán

♫Qué tristeee fue decirnos adiooós ♪cuando nos adoraaábamos maaás hasta ♫la golondrina emigrooó presagiando el finaaaaal♫…Qué triste luce todo sin tiiiii ♪ los maaares de las playas se vaaan ♫se tiñen los colores de griiis, hoy todo es soledaaad♪… Nooo seeé si vuelva a verte despueeés no seeé qué de mi vida seraaaá♫… Y BUENO, estimados lectores quiero decirles que al filo de las 22:30 horas de la noche de este domingo que estábamos haciendo esta columna, como lo dijo José José en la canción que lo llevó a la fama: El Triste, no sabemos hasta ésta hora qué de su cuerpo será y qué triste como dice la canción, fue decirnos adiós sin saber en dónde está… Quizá al momento en que estén leyendo esta columna, estimados lectores, ya se haya resuelto el paradero del cuerpo de José José pero la verdad que para todos sus millones de seguidores, empezando por el que esto escribe, resultó dramática, y hasta aterradora la incertidumbre de no saber el destino de los restos mortales de este gran intérprete mexicano que ha puesto tan en alto el nombre de México. Y que además, sin duda alguna, ha vivido en los corazones y en los momentos más sentimentales de mexicanos y mexicanas a los que desde los 70´s buscó reconfortar con su música, el alma adolorida –en ocasiones– y a veces llena de gozo, ya sea en cada fiesta e incluso en momentos a veces solitarios conviviendo y recordando etapas de nuestras vidas, amores y desamores, con sus canciones. Unas canciones hechas s su medida y que son verdaderas situaciones de vida narradas e interpretadas con el corazón por delante y una voz sin igual, que definitivamente cautivaron, apaciguaron, y en muchos casos alegraron los corazones de seres humanos y no sólo de México, sino de muchas partes del mundo, sin importar los idiomas… Además de El Triste, cómo no recordar La Nave del Olvido, Almohada, Lo que no fue no Será, El Amor Acaba, Gavilán o Paloma, Amar y Querer, Lo Pasado Pasado, Si me dejas ahora, Amnesia y cientos de canciones más interpretadas de una manera magistral que hacían reflexionar y vibrar al más duro o dura de corazón. … Por ejemplo una canción que quizás para él fue muy dolorosa aceptarla pero que la cantó como si fuera un himno para los que van con todo por la última oportunidad, como a muchos que en algún momento nos ha llegado esa definición de jugársela por un amor, ni modo que no les quede la canción de Mi Vida: ♫ ¿Qué, al fin te lo han contado todo amooor?♪… Bueno ya conoces mis defectos, ♫ si anduve con éste y con aquel, con ésta y con aquella, ♪con esto y con aquello♫… ¿Qué, te vas a deshacer de miii? ♪no, no digas nada, te compreeendo♫ Que temes que un hombre como yo♪ te va a hacer mucho mal y eso no es cierto♫.. Yo he rodaaado de acaaá para allaaá ♪ fui de todo y sin mediiida, ¡pero te juro por Dios! ♪que nunca lloraraaás por lo que fueee mi viiiiida♫Óooorale. Toda una poesía de canción que refleja circunstancias y con un José José que las interpretaba plasmando en su música experiencias de su vida misma, ganándose el cariño, la admiración y el respeto de todo mundo…  Desafortunadamente, estimados lectores, parece que el término de los días de este Gran Artista –con letras mayúsculas– no tiene un final feliz, a pesar de que él hizo felices a muchos. Es inconcebible, como les decía en líneas anteriores, que al escribir esta columna no se supiera aún qué había pasado con su cuerpo y quizá lo peor: ¡si está vivo o no!, e imaginándonos en qué condiciones estará por tantas enfermedades que finalmente llegaron… Y por supuesto que da también desesperación observar la odisea que, como les repito, hasta las 22:30 de la noche están viviendo sus hijos Joséy Marisol, luego de que su hermana llamada Sarita hasta esos momentos no les había siquiera comunicado en dónde estaban los restos de su padre. ¿Se imaginan ustedes lo que es cargar con la pena de la muerte del ser que nos dio la vida y luego no saber ni dónde está el cuerpo?. La verdad que es una situación que da tristeza la que se está viviendo en estos tiempos en donde el humanismo está pasando a segundo término hasta en las mejores familias. Es inconcebible que en la actualidad no se sepa ni cómo van a actuar los integrantes de una familia al momento que uno desaparece de este planeta… Con mucha razón mi tia Coty me está diciendo que hay que aprovechar las ofertas de hacer un Testamento en donde se deje bien claro qué es lo que uno quiere cuándo nos petatiemos, que estiremos la pata pues,y ver bien a quién dejar los bienes, si es que uno los tiene, pa que no haya tanta bronca ¡hasta entre hermanos! –que ya se volvió muy común– después de que uno se fundió. Y claro, eso en cuanto a los bienes, porque no creo que los herederos se vayan a pelear por las deudas que dejamos, ¿o sí?.  Así que, bien dice el dicho “cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, y no es que uno sea ave de mal agüero, pero es mejor dejar las cosas en orden y sobre todo dejar estipulado y subrayado en el lugar en donde uno quiere quedar y eso sí, con todo pagado pa que no echen cacayacas a un lado del féretro de que ni cuando nos fuimos pal cielo, pagamos el café… Pero en fin, volviendo al tema principal de la partida de nuestro Príncipe de la Canción, esperemos que todo llegue a buen cauce en el caso de nuestro ídolo José José, quien seguro ni siquiera imaginó el calvario que iban a vivir sus hijos en la hora de su fallecimiento. Es triste que un ídolo que tanto cariño tiene del pueblo, este pasando por estos momentos, porque a decir verdad, todos los que hemos cantado sus canciones, que hemos crecido con ellas, lo que quisiéramos es ver su féretro recibiendo el último adiós, como se lo merece, en el Palacio de Bellas Artes, en donde todo el pueblo quiere rendirle tributo, rendirle pleitesía y darle las gracias: ♫Graaacias de verdad, por haceeer algo tan graaande♪ por miraaar siempre adelaaante por enseñarme a creer♫ Graaacias otraaa vez, por haber amado taaanto♪ por haber vivido dando lo mejor de lo mejor♫… Mi estimado José José, donde quiera que estés desde estas humildes líneas te deseo que estés bien, descansando ya y sobreponiéndote a tanto ajetreo en el que uniste muchas parejas, le cantaste al amor, reflejaste tu vida y pusiste todavía más muy en alto el nombre de México: mexicanos como tú hacen muy grande a este país. Gracias…   Y POR SUPUESTO, como Grande también convirtió al país con su obra y por eso aquí estamos: libres e independientes, el Generalísimo Don José María Morales y Pavón quien precisamente un 30 de septiembre, pero de 1765 abrió los ojos por primera vez y vio las maravillas de la vida en la ciudad hermosa donde nació: La Ciudad de las Canteras Rosas, antes la antigua Valladolid y hoy Morelia, en memoria de este epónimo héroe que sentó las bases del México de hoy al impulsar ni más ni menos que la División de Poderes, creando los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial; que fue arriero, sacerdote, gran estratega militar, un moreliano clave en la Independencia del país con un pensamiento libertario e independentista como sus Sentimientos de la Nación que dejó plasmados en la promulgación de la Constitución del 22 de Octubre de 1814. ¿Qué tal?… Sin duda, un hombre fuera de serie que siempre luchó contra la injusticia, contra el yugo, la prepotencia y que lejos de ser ególatra por la gran obra que sacó de la subyugación al país, siempre decía a quienes querían ensalsarlo: “Me tendré por muy honrado con el epíteto de humilde Siervo de la Nación”. ¿Quihubo?… Total que este lunes, Morelia estará de manteles largos y desde muy temprano, a las 8:00 de la mañana, iniciará el homenaje al gran héroe michoacano con el izamiento de la Bandera Nacional, la Bandera de Michoacán y la Bandera de Morelia en el Jardín Morelos. Luego, a las 9:00 de la mañana, se realizará el recorrido en Bando Solemne a la Casa Natal de Morelos y a la Casa donde vivió Morelos. A las 10:00 horas, la Ceremonia Cívica conmemorativa del natalicio de Morelos en el Jardín que lleva su nombre y obviamente que a las 11:00 horas se celebrará el tradicional Desfile en su honor en el que participan miles de morelianos, así como autoridades cívicas, militares y alumnos de escuelas. Se espera pues, ¡un gran pachangón! en memoria de este moreliano, que gracias a él, como les decía, ¡hoy gozamos de libertad!, independencia y soberanía. ¡Puro Michoacán!… Y en la próxima le entramos con polaca, que tanto les repapalotea. No coman ansias ¡y vaya que si hay! panoramas ya a la vista que les iré desglosando y sobre todo de muchos y muchas que dicen que el 2021 “todavía está lejos”, como arguyen, pero que ya andan ¡más que movidos! a la callada y nomás nadando de a muertito. ¿O no?…