Columna Brújula

  • 1 noviembre, 2019
Columna Brújula

Día de Muertos

Por Alfredo González Durán

Ora sí que en ¡toda una locura!, se convirtió mi chante este jueves por la noche con la goleada histórica de los Monarcas de ¡6-1! sobre los Bravos de Juárez que, la neta, ni las manos metieron ante la monarquía que salió más inspirada que un recién casado. Pa empezar, en el primer tiempo el Sebastián Vegas y el Edison Flores, les metieron los primeros dos goles a los fronterizos y ya en el segundo tiempo, Aldo Rocha,  Fernando Aristeguieta, Cándido Ramírez y El QuickMendoza les clavaron ¡otros 4!. Chale, se pasaron de lanza con los juarenses, a quienes por cierto, les mandamos un fraternal saludo por haber tratado bien chido y haber cuidado a nuestro Divo de Juárez, elJuanga, nacido en mero Parácuaro Pero bueno, siguiendo con el triunfo Monarca,  ¡ya se imaginarán! como estaba mi raza de la alegría. Si con los 3 primeros goles del equipo ya sentían que la Virgen les hablaba, pues con la goliza, de plano fue el acabose. Nooooombre, mi perro El Cachuchas, envuelto en el banderín de la Monarquía, brincaba de gusto como loco en cada gol del equipo y con decirles que en el último del Quick Mendoza, brincó tanto en el sillón, que se dio un guamazo en la maceta en el techo de la sala y pa acabarla, cayó de puro hocico al piso, que ni las manos metió. “¡Ya se lo llevó patas de cabra!”, pensé por un momento por el trancazo que se metió. Pero pa mi sorpresa, con todo el hocico sangrando, se levantó como si nada, brinque y brinque y festejando el gol a todo lo que da.  Yo pensé que mi tía Coty lo iba a apapachar, pero ¡ni maíz!. La ñora lo mando a la goma y ni lo peló porque estaba como en trance, poseída de felicidad los últimos minutos del partido –en que los Monarcas se despacharon con la cuchara grande– y también gritando como desaforada “¡goooooool!” a cada rato y abrazando a mi sobrino El Tony y a mi prima La Chachis, que de igual manera traían un gritadero y la morra hasta chillando de la emoción. Mi perico El Albures, revoloteaba de gusto y hasta tragándose su plátano en el aire, pero seguro que el más feliz con el triunfo, es el huevonio de El Talegas, el gato consentido de mi tía Coty que no sirve pa nada más que pa estar echado, jeteándose, runruneando y estirándose todo el día en el sillón. Aaahh, pero eso sí, en las noches quién sabe para dónde se va el uchepo minino y ya regresa de madrugada todo desvelado a echarse a pata tendida, mientras que a todos nosotros, mi tía nos trae en friega desde muy temprano pa que nos vayamos a chambear. ¡Chale!, con el gatito, hijo de su gatuna que se gana el cariño de la tía nomás restregándosele en los pies cada que está cocinando y hasta la Coty le da su chocolatito. “Tome mi gatito, ¿quieres un panecito?”, ¡hasta le dice la ñora!, mientras El Cachuchas y yo estamos que gruñimos por tanta querencia al minino que voltea a vernos y nos guiña un ojo cuando está tragándose la lechita a lengüetazos. ¡Hasta babea!, El Cachuchasdel coraje y a mi pusse me retuercen las tripas. Pero ni modo de decirle algo a la tía… Y pa acabarla,  seguro que con este triunfo Monarca, El Talegas ya se está saboreando una concha de chocolate pa su lechita que le va a comprar la Coty, orita que anda feliz por la goleada del equipo. Mmmmta, no les digo… PERO bueno, he de reconocer que gracias precisamente a la goleada, este viernes amanecí saboreándome mis ¡chilaquiles verdes!, con dos huevitos estrellados, su quesito y un café negro con canela humeante, como lo sabe hacer mi tía. “¡Ganamos!, mijo. Y vamos por el título”, me dijo la ñora toda emocionada cuando desayunábamos y pa que le contradigo. Capaz que me da mis guamazos y la apoya toda la raza. Y neta que yo espero que sí califique el equipo a la Liguilla por el título. Esta vez los pupilos del Pablo Guede se lucieron. Bueno, hasta el Aristeguieta le atinó a la portería y ojalá que el domingo ante los panzas verdes del León, saquen un buen resultado. Está en chino porque los guanajuatenses también buscan la calificación, pero ya desde ahora mi tía le prendió las veladoras al Santo Niño para que haga el milagro… Y obviamente que yo soy el más interesado en que Monarcas siga con triunfos porque cuando gana, todo cambia en mi chante y ver feliz a mi tía, es lo que más nos gusta. No se estresa la ñora, no hay escobazos, ¡le vale! que el aguacate suba a ¡80 pesos! el kilo aun cuando nos venden el más magullado –porque el mero bueno se va pa gringolandia—  y lo mejor: amanezco con chilaquilitos. Por eso, ¡vamos equipo!, ya ven que sí se puede, por eso este jueves ganamos. “¿Ganamos Kimosaby?. Me huele a manada. Ora si ya te apuntas, uchepo. Como ves que ahí la llevamos, ora sí ya le vas a los Monarcas. ¡Villamelón que no fueras!”, que me grita la ñora. ¿Pus que dije?. Mmmmta, no les digo. ¿Quién entiende a la mujeres?. Y mejor ya ni le buigo porque capaz que los chilaquiles me los sorraja en la maceta. Mejor ahí se ven… PERO POR CIERTO, déjenme les comento que un detalle que noté en esta goliza, es que a mi prima la Chachis,de la chilladeraque traía de felicidad, se le cayó el maquillaje en donde le rodaban las lágrimas por los cachetes, ya que estaba caracterizada de Catrina, como también lo andaba El Tony, porque en sus escuelas celebraron el Día de Muertos, colocaron altares y se vistieron de catrinas y catrines… Y en ese sentido, estimados lectores, déjenme decirles que ¡hasta se nos enchinó! el cuero de ver que ayer en todo el Centro Histórico de Morelia, miles de estudiantes de diversas escuelas y de varios niveles, se dieron a la tarea de colocar altares y ofrendas en las principales plazas como las de Ocampo, de Armas, Juárez, San Francisco, Villalongín, Las Tarascas, Calzada San  Diego y demás. Nos dio muchísimo gusto ver que nuestros morros y morras estudiantes que son el futuro de este estado y el país, sean los principales promotores de nuestras costumbres, de nuestras tradiciones, de nuestro Día de Muertos, de nuestras Catrinas y Catrines… Notamos con qué orgullo las jovencitas y jovencitos y de todas las clases sociales, de escuelas públicas y privadas, construían sus altares con gran devoción, con ahínco y reforzando las bases sólidas de lo que es nuestra cultura. ¡Qué bueno! es reconocer que a pesar de los pesares y el mundo internetiano, nuestras raíces salen a flote y qué mejor que sean nuestros propios morritos y jóvenes quienes lo estén haciendo. Porque también he de comentarles que este jueves, por el sonido local de varias escuelas primarias, escuchamos los desfiles de catrines y catrinas que se realizaron, gracias a esos maestros y maestras que conscientes de su raíz, inculcan los valores de nuestra cultura entre la morrizaAaaaahh, pero déjenme decirles que para mayor sorpresa nuestra, también este jueves por la tarde, frente a Palacio de Gobierno estuvieron llegando camiones y camiones de turistas y varios de ellos, extranjeros. ¿Y que creen?: algunos de esos güeros y güeras europeas –al parecer alemanes—andaban caracterizados ¡de catrinas y catrines!. ¿Quihubo?… O sea, admirando nuestra cultura… Fue impresionante ver el razerío que ya estaba atiborrando las calles del Centro Histórico y las camionadas de turistas que llegaban con sus petacas de todos colores y sabores. Ni duda nos cabe que Morelia está al 100 por ciento de su capacidad hotelera y seguro que varias partes del estado lo estarán también. El País de la Monarca en Zitácuaro, Pátzcuaro, Uruapan, la rivera de Cuitzeoo, Zamora, el Bajío, Apatzingán y por supuesto que la Costa. ¡Puro Michoacán!… Y ahora sí que a disfrutar de la parafernalia de estos días en toda la entidad y eso sí, respetando los panteones, el misticismo de la celebración y esperando con mucha fé el retorno de nuestros seres queridos que ya partieron y que seguramente regresarán a sus altares a disfrutar de lo que en vida, siempre gozaron. Desde un buen molito, hasta un alipús. ¿O no?. Por cierto, ¿ustedes ya pusieron sus altares?. Si no, ¡pus que esperan!. A colocarlos. Ni modo que a nuestros difuntitos los dejemos en ayunas… En fin pues, estimados lectores, que Morelia ya huele a cempasúchil y lucen en todo su esplendor con sus altares y si no me cree, dese una vuelta y con todos sus chilpayates, su ñora y hasta con la suegra, para que vean que en tradiciones,  Michoacán es mucha pieza. Y nomás con mencionarles que por ejemplo para este sábado, miles de Catrinas y Catrines desfilarán en la Madero de Morelia, en tanto que Uruapan se lucirá con el Festival de las Velas y Janitzio con sus altares y ofrendas. Y muchos más eventos que hay en todo el estado. ¿Qué tal?… PERO ENTRÁNDOLE al gobierno, en cuanto al estatal, pues luego de que el gobernador Silvano Aureoles Conejo lo invitara recientemente a visitar Michoacán, este jueves llegó a Morelia el Embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau. ¿Quihubo?… El gobernador recibió al diplomático estadounidense en el Palacio de Gobierno, en donde le dijo que “a nombre de las y los michoacanos, le expreso al Embajador nuestra gratitud por su apertura, cordialidad y el interés por conocer más de Michoacán, un estado binacional que tiene en EUA una extensión de su riqueza en las manos y mentes de nuestros migrantes”. Y les comento que en esta reunión de bienvenida, Aureoles Conejo le describió a Landau las fortalezas en política migratoria que se han implementado en Michoacán, como por ejemplo el programa “Palomas Mensajeras”, que ha dado la oportunidad a miles de familias migrantes “reencontrarse en el vecino país del norte, lo que ha permitido fortalecer los lazos entre ambas naciones”… De igual manera, el mandatario estatal le presentó al embajador todo el potencial que representa el puerto de Lázaro Cárdenas, así como su capacidad y alcance logístico, además de que de igual manera planteó “la capacidad agrícola que se tiene en Michoacán con 15 productos líderes en producción nacional y dos a nivel internacional, como lo es el aguacate y la zarzamora. Asimismo, el gobernador detalló al representante del gobierno estadounidense en México sobre el también fuerte potencial turístico del estado, destacando nuestras tradiciones, historia, cultura y maravillas naturales, poniendo como ejemplo de esta temporada la Noche de Muertos que vino a conocer personalmente Christopher Landau… Cabe señalar que el mandatario estatal y el diplomático, realizaron un recorrido por los murales de Palacio de Gobierno, en donde Aureoles Conejo hizo una pequeña reseña de la historia de México y la participación trascendental de Michoacán en los acontecimientos como la Independencia, la división de Poderes, así como la obra de nuestros grandes personajes como José María Morelos, Vasco de Quiroga y Lázaro Cárdenas… En esta visita, Landau se mostró entusiasmado y sorprendido de la basta riqueza michoacana, sin faltar por supuesto, lo respectivo a la gastronomía que está para chuparse los dedos. De despedida el Gobernador le obsequió al Embajador estadounidense una Catrina emblemática de la celebración de Noche de Muertos, “como símbolo de la anfitrionía y calidez del pueblo michoacano”…  EN FIN, como podrán notar, estimados lectores, pues esta visita confirma la habilidad diplomática del mandatario estatal que logró que el representante del gobierno estadounidense visitara Michoacán. Y por supuesto que además de ésta visita de cortesía, pues esperemos que Landau y su gobierno, le echen la mano a Michoacán. Unas inversiones norteamericanas para la entidad, no nos caerían nada mal para la generación de empleos que tanto necesitamos… Así que para empezar, ya es un buen síntoma que el propio embajador de Estados Unidos –país que a veces pone alertas a sus turistas en cuanto a viajes a la entidad–  haya visitado tierras michoacanas y les repito, ojala que esta relación cordial se transforme en lazos de cooperación, en apoyos para el estado, ¿o no?… Y bueno, por otro lado, ya sabemos que les encanta la polaca, estimados lectores, pero esa nos la aventamos en la próxima columna y ¡vaya que si hay! nuevos panoramas de los hombres y las mujeres que ya se perfilan a candidaturas para el 2021. Calma y nos amanecemos. ¿Estamos?…