Columna Brújula

  • 11 mayo, 2020
Columna Brújula

¡Felicidades Mamás!

Por Alfredo González Durán

No es lo mismo y por supuesto que tampoco es igual, pero qué bueno que en los tiempos insólitos de pandemia que vivimos y para no infectar a nuestros seres queridos, existen las redes sociales (unos dicen que benditas, aunque luego se arrepienten) mediante las cuales las podemos ver, escuchar, aunque no tocar. Y en este caso, por supuesto que esperamos que este 10 de mayo la gran mayoría de los mexicanos y mexicanas, así como michoacanos y michoacanas, hayan podido ponerse en contacto por esta vía con sus madrecitas, con las heroínas de la casa, cuidándolas de no acercarse a ellas para no transmitirles el contagioso y uchepo virus y esperando que la hayan pasado a gusto, aunque sea de lejecitos y eso sí, prometiéndoles que en cuanto pase toda esta pesadilla, estarán cerquita de ellas para saludarlas, abrazarlas, apapacharlas y por supuesto que esperando el tradicional chanclazo que no puede faltar por parte de una verdadera madre mexicana, que todavía hasta hoy, saben que así es la única manera –aunque hagan pucheros dos que tres defensores de los derechos humanos que pa todo la hacen de tosen que se puede y se debe criar a los chiquillos y chiquillas (cálmate Fox), para que no se pasen de lanza los morros y morras y sean buenos, gente de bien en esta vida y más ahora con esta lección que nos está dejando la pandemia, que la neta, si hay alguien quien con esto no entienda, pues seguro que no es de este planeta, o tiene poca … conciencia, por no decir algo más gacho… PERO VOLVIENDO al tema, qué bueno y que hermoso que en medio de pura nota negativa y de muerte de los últimos días, surge como un rayo de luz la figura de la Madre que es ni más ni menos que la portadora de vida en este planeta. Aaahh, cuanta envidia, ¡pero de la buena!, saber que ayer millones de mexicanos, aunque sea por la vía virtual, les pudieron decir “¡Gracias mamacita!, ¡Cuánto te quiero!, ¡cuánto te amo!, ¡cuánto te extraño! y pronto nos vemos pa echarnos un molito como el que sabes hacer, como el que nos haces a mí y a mis hermanos cuando nos reunimos”. … Ya me los imagino a los que están en otros estados del país, en el otro lado en Estados Unidos y los que andan por todo el mundo, imaginándose ya el gran reencuentro en unas semanas más con la reina, con la mera jefa de la casa y con la oportunidad de abrazarla, de llorar otra vez en su hombro, en su regazo de la alegría de volver a verla, de recibir su consejo sabio y sobre todo, verla después de el gran riesgo de una pandemia. ¡En vida, hermano, en vida!… AAAAAHHH, no dejo se suspirar de observar que con todas sus vicisitudes, ¡qué bonita es la vida! y sobre todo, que maravilloso es tener madre o haberla tenido y disfrutado mucho. Porque es ¡la verdadera heroína!, la que ¡nos saca adelante! por más ojaladras que seamos y la que nos quiere y nos ama por siempre, sin importarle como la tratemos. Siempre habrá un taco en su casa aunque ella no coma y una Bendición y un beso en la frente tan sólo por el hecho de ser sus hijos. Es el ser humano que en la buenas y en las malas, siempre nos protege, aun cuando ella esté desprotegida…  YO YA NO LA TENGO, se me fue al Cielo. Pero estoy seguro que si aquí estuviera, aunque ella también tuviera miedo, con un abrazo apapachador, con el alma, como los que dan las madres, seguro me diría que no le tuviera miedo a la pandemia. Me abrazaría fuerte y me diría: “Calma mijito… calma. No pasa nada. Aquí estoy yo para cuidarte” y seguro que con un beso en mi frente, me daría una palmada y me mandaría a seguir jugando a las canicas o al trompo en el patio de mi casa y eso sí, ¡sin dejarme salir! a mí y a mis hermanos, cuidando a todos sus chilpayates…. Y POR SUPUESTO que ya con ese abrazo y apapacho de mi madre, ¡que me echen al ruedo! si quieren, a sabiendas de que tengo tras de mi a mi súper escudo humano que hoy, aunque ya no está aquí, me sigue protegiendo desde el Cielo. ¡Gracias Mamá!, tienes varios años que físicamente no estás, pero no sabes cuánto me has ayudado desde que de chiquito te la rifaste por mí. ¡Gracias por haberme dado el ser que me permite hoy vivir en este planeta en el que ¡vaya que sí he disfrutado!. He reído y también he llorado, de dolor y de alegría. Esta vida que me ha permitido además el saber diferenciar entre lo bueno y lo malo, entre el hacerle daño al planeta que hoy se revela, y el deber de cuidarlo. Ya hasta te escucho decirme: “Ya ves con esto de la pandemia, Dios castiga, sin palo y sin cuarta. Así que si Dios te da licencia de seguir en esta bendita tierra, haz el bien, sin mirar a quien y ¡cuida los árboles, los animalitos, los ríos, el agua!. ¡Ya deja de quejarte y échale ganas!”. Aaahhh, que sabios los consejos de las madres que siempre están ahí, siempre nos dicen y ojalá que en adelante, todos los sigamos. En fin, estimados lectores, en medio de esta insólita pandemia y en medio de un panorama aún incierto, pues una cosa sí es segura: ¡Vivan las mamás!; a apapachar y obedecer a las que están aquí y por supuesto quienes las tenemos en el cielo, nomás con voltear al firmamento, podremos verlas y envolvernos con su gran sonrisa protectora, ¿o no?…  Y BUENO, EN OTRO TEMA, pues yo que más quisierauno que ya no hablar de la Covid-19, pero en este momento es un tema en el que están depor medio nuestras vidas y las de los nuestros y en ese sentido, pues la verdad que como reporteros nos preocupa saber que la pandemia sigue presente en nuestro país en donde todos tenemos familia y por supuesto que también en Michoacán y el mundo… Ante ello, ni duda cabe que en lo que se refiera a Michoacán, en estos momentos la mirada se centra en lo que está sucediendo en el Puerto de Lázaro Cárdenas que es  el municipio que registra el mayor casos positivos confirmados y aunque después le sigue la capital, Morelia, el Puerto tiene muchos más casos. Y quizá lo más preocupante es seguir constatando que sigue gente en varia partes del estado ¡sin usar el cubrebocas! y valiéndoles chetos las medidas de prevención y no son pocos los que hasta dicen que ¡ni creen!, que porque ellos no han visto ningún caso cerca y que no conocen a nadie con la enfermedad. Han de querer que les llegue la lumbre a los aparejos pa creer. ¡Háganme ustedes el favor!. Ora sí que ya ni viendo…  Y BUENO, ante ello, resulta necesario destacar que esa actitud resulta peligrosísima en estos momentos de alto contagio que confirman las autoridades. Por fortuna, parecen ser los menos los que siguen renuentes, pero deben ponerse las pilas y si no lo hacen por ellos, ¡que lo hagan por los suyos! que van en riesgo con su temeraria postura, ¿o no?… PERO COMO les decía, desafortunadamente nuestro querido Puerto cardenense –en donde anduvimos reporteando a principios de los 80´s– está siendo golpeado de manera severa por el brote del virus y en ese sentido, fue pertinente y oportuno que el gobernador Silvano Aureoles Conejo haya acudido personalmente el pasado jueves a recorrerlo, a checar en directo las necesidades de los habitantes y sobre todo a poner en marcha  5 Unidades Móviles de Detección del Covid-19, teniendo como objetivo –según precisó–  detener la velocidad de propagación del coronavirus en esta región. En su mensaje en la Pérgola Municipal, de entrada dejó asentado que los habitantes cardenenses “no están solos”… EL GOBERNADOR, por cierto, fue claro y enfático en una parte de su mensaje al subrayar: “hay que decirlo: aquí se disparó –el brote– porque no se acataron las medidas que hemos venido dictando. No se cumplió con el protocolo y se dejó libre las actividades pensando de que no hay que afectar la economía”, dijo y recalcó: “a ver, es temporal, no va a ser igual, pero pasando la crisis vamos a reiniciar toda la reactivación. Ahora lo más importante es salvar la vida, es cuidar a los que queremos, cuidar a los que amamos y esos son nuestra familia. Nadie quiere que se le muera su abuelita o su abuelito, nadie quiere que se le muera su papá o su mamá, un hermano porque lamentablemente la enfermedad lastima más a la gente con alguna vulnerabilidad, con diabetes, hipertensión y demás enfermedades crónicas. Esas personas hay que cuidarlas”, señalaría. ¿Qué tal?… También en su mensaje, Aureoles Conejo destacó que una buena parte de las personas infectadas no presenta síntomas, por lo que insistió a que la gente del puerto ¡cumpla las medidas! de carácter sanitario, en lo que todo esto se estabiliza… Ahí les informó a los cardenenses que se puso en marcha de igual manera “el Plan Alimentario para que a nadie le falte comida”. Asimismo, mencionó que efectivamente, no es tan fácil la actual situación “porque nos cambió la vida, tenemos que aprender a vivir ahora con esta enfermedad por lo menos mientras haya una vacuna o una medicina para tratarla”, aunque subrayó: “pero tampoco pensemos que en dos semanas o en un mes o en dos meses ya se va a acabar el coronavirus. ¡No!, ese ya llegó para quedarse”, insistió aunque esperando que en algún momento habrá vacunas, habrá medicina y sabremos más de la enfermedad, “pero ahora no”. Lo que sí sabemos –dijo-, es que es muy contagioso “y un porcentaje importante de las personas que se contagian van a morir, y es lo que no queremos. Cualquier cosa se recupera, pero la vida no tiene precio y eso es lo que hay que cuidar”… Por lo tanto, Aureoles Conejo anunció que en la zona de mayor contagio y casos de la entidad, se extremarán las medidas y hasta mencionó a 5 colonias focalizadas, informando que hasta ese jueves –porque viernes, sábado y domingo se siguen registrando casos– se tenían133 casos positivos confirmados. “Hay que correr la voz para que ¡nos la tomemos en serio!”, manifestó categórico el gobernador tras sostener que “muchos dicen que no es cierto. Que esa es ‘una cosa del gobierno para tenerlo a uno más jodido, así dicen textualmente. Incluso algunos andan diciendo, se atreven a decir, que el gobierno puso el virus en el gel y que entonces no es cierto. O sea una serie de historias, que sólo confunden a la población pero no hay que hacer caso a esos comentarios”, precisaría Aureoles Conejo, exhortando a la población de Lázaro a que cumpla con el aislamiento obligatorio para evitar más contagios. “A la gente de Lázaro –señaló—les pedimos que nos escuche que por favor acaten las medidas, queremos mucho a nuestra gente y no queremos que les pase nada”. ¿Qué tal?… En fin, estimados lectores que como podrá observase, ¡urge! que no sólo los gobiernos apoyen a esa zona –en donde la Federación le debería meter ¡mucha más atención!–, sino que todos los michoacanos debemos poner nuestro grano de arena para apoyar a nuestros paisanos. ¿Cómo?. He ahí el detalle, pero por supuesto que habrá que organizarnos, ¿o no?… Y déjenme decirles que por fortuna, en el último reporte de este domingo por parte del Consejo Técnico de la SSM de las 19:15 horas, se dio a conocer que Lázaro registró 4 casos, sumando 271. Es una buena noticia si tomamos en cuenta que precisamente el jueves en que acudió el gobernador la zona, por la tarde se contabilizaron 13 casos en ese día, con 228 casos confirmados en total en el puerto y 518 casos a nivel estatal. El viernes, Lázaro registró ¡29 casos más! y sumó 257. El sábado 10, llegando a 267 y, les repito, este domingo sumó 4 más. ¡Ojalá! que la curva ya se empiece a aplanar en esa región y en el estado entero, pero definitivamente que en todos los michoacanos y michoacanos está que lo logremos. ¿Por qué no dar el último jalón acatando las reglas?. ¿Qué es mucho pedir que unos 15 días más traigamos todos, pero todos, cubrebocas y aplacar al coronavirus en Michoacán hasta extirparlo?. Ya se vio que si se puede, porque con las medidas que se vienen aplicando desde hace varias semanas y que adelantó el gobernador desde hace varias semanas, se nota que la COVID-19 pudiera frenarse… CLARO, por ningún motivo cantemos victoria, ni nos relajemos –como algunos que ya andan así–  y antes al contrario, ¡a redoblar esfuerzos! en beneficio de preservar, fortalecer y robustecer la vida humana en la entidad. ¿Qué tanto es tantito?. Así que como dice mi tía Coty, no seamos uchepos y agarremos el toro por los cuernos y dejémosle de andar haciendo a los Juan Camaney o Concha la Charra de que supuestamente de que “el COVID-19 no existe y que es pura faramalla”, como anda diciendo alguna raza, porque no vaya a ser que ¡nos salga el tiro por la culata!. ¿Pa qué hacerle al valiente?. Mejor, vámonos ¡con todo! sobre este enemigo invisible que ha traído de cabeza a todo el mundo.… NO sabemos si ahí la llevamos ya, pero esperemos que los casos confirmados, sigan bajando… PERO BUENO, antes de despedirnos y ya que andamos con temas del gobernador, pues por lo que se nota no quita el dedo del renglón y el pasado viernes, en Durango urgió la presentación de la Controversia Constitucional contra la Ley de Coordinación Fiscal. Ello, como reforzaría Aureoles Conejo: “ante la inequidad en la distribución de recursos de la Federación hacia Estados y municipios”. Durante la Reunión Interestatal Noreste COVID-19, que se celebró en esa ciudad, el gobernante michoacano subrayó: “No perdamos tiempo en presentarla”, según recalcaría ante los gobernadores Jaime Rodríguez, de Nuevo León; Miguel Riquelme, de Coahuila; Francisco García Cabeza de Vaca de Tamaulipas y José Rosas Aispuro, de Durango. ¿Quihubo?…