En la capital del país…

* Un lugar imprescindible de cultura en el sur de la Ciudad de México

* Cuenta con la mayor colección de obra de Diego Rivera y Frida Kahlo

Por Arturo ROMERO SÁNCHEZ

Corresponsal/La Polaca Mich

CIUDAD DE MÉXICO. – Uno de los bellos lugares que podemos considerar imprescindibles en el sur de la Ciudad de México, es el Museo Dolores Olmedo, que se ubica en lo que fuera el Rancho de San Juan de la Noria dentro de lo que anteriormente fue el barrio de Tzomolco, y de lo que ahora, aún hay vestigios, y muestra de ello está la Ermita de San Juan Evangelista, con origen en los siglos XVI y XVII, sitio sencillo, de arquitectura clásica mexicana. 

Esta edificación forma parte del Museo Dolores Olmedo, que fue en su tiempo, casa de la pintora Dolores Olmedo, y que alberga ahora, más de tres mil piezas en una colección de arte, que incluye algo más de 500 piezas prehispánicas, procedentes de varias culturas de nuestro país, podemos ver cerámica maya, otomí, azteca, totonaca, zapoteca, olmeca…

Inaugurado en 1994, hoy en día, es un museo abierto al público para poder apreciar la obra de la misma Dolores Olmedo y de Diego Rivera, y que, de éste último se encuentran algunas piezas pintadas en caballete, realizadas bajo la corriente “cubista”.

Dolores Olmedo, estudio en la Academia de San Carlos, y convivió con la élite intelectual de esos tiempos, y cultivó una gran amistad con Diego Rivera y Frida Khalo, de quienes, posterior a su muerte, se quedó a cargo del legado artístico de ellos, haciendo de lo que fue su casa, un lugar para exhibirlas, al igual que infinidad de objetos prehispánicos de los cuales llegó a poseer casi mil piezas arqueológicas de suma importancia para nuestra historia.

Las obras que son posesión de este sitio, toma carácter de itinerante, pues en muchas de las ocasiones son enviadas a otros países en calidad de préstamo, pues son solicitadas en muchos países que aprecian la diversidad de México en cuanto a las Artes Plásticas se refiere.

AQUÍ  ESTÁ LA MAYOR COLECCIÓN DE DIEGO Y FRIDA

Este museo, está considerado como el lugar con la mayor colección de obra de “Diego y Frida” además conserva obras de otros pintores tales como Frida Khalo, Angelina Beloff, Pablo O´Higgins, pero sin duda que Diego Rivera ocupa sitio predominante.

El casco de la Hacienda, o lo que queda de él, está rodeado de amplios jardines, en los cuales pululan decenas de pavo reales, y una gran cantidad, en sitio aislado, de perros xoloitzcuintles, que son una raza canina carente de pelo, y que se supone originaria de México; esta raza, muy apreciada en tiempos prehispánicos, dicen que era servido como alimento y también se dice que era un compañero al inframundo, motivo de mayor peso para considerarlo como parte de sus rituales.

La construcción, restaurada en 1962 por encargo de Dolores Olmedo, anuncia el mismo museo, “dio cimentación a un gran proyecto para convertir este espacio, primero en su casa y después en un magnifico escaparate de la cultura mexicana. Al restaurar el casco de la hacienda y recuperar en gran parte su aspecto original, se logró revivir un ejemplo más de la arquitectura clásica, que se desarrolló durante la época colonial.

Se conservó el sistema constructivo original con el que fue edificado el casco: techos de terrado y viguería, muros mixtos, pisos de duela y ladrillo, aplanados en muros y bóvedas, además de contrafuertes propios de la época, respetando también dentro de los acabados las portadas en fachada revocadas en cantera”.

El lugar permanece abierto de martes a domingo, con horario de 10:00 a 18:00 horas, y tiene un costo de 50 pesos, -en boletos que se adquieren en las taquillas-, para el público nacional y cien pesos para el visitante extranjero, con descuentos a personas de la tercera edad, maestros y estudiantes.

FOTOS: INTERNET/ARS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

go88