Toda una vida detrás de la lente…

* El lunes fue la despedida de sus compañeros, para irse a disfrutar de un merecido descanso

* “El Quique”, cubrió las actividades y acciones de varias generaciones de diputadas y diputados

* Fueron 44 años de estar al pie del cañón en la reporteada diaria en el  Sector Público

* Ingeniero de profesión, pero apasionado del periodismo, desde muy joven empezó su carrera

Redacción/La Polaca Mich

Tras una brillante trayectoria de alrededor de 44 años en el Sector Público, el reportero gráfico Enrique García Sánchez se despidió de sus compañeros de trabajo  para disfrutar de un merecido descanso luego del ajetreo diario que representa la reporteada.

Oriundo de Zitácuaro e ingeniero de profesión, pero amante de la noticia y la lente, Enrique, a quien entre el gremio lo conocemos como “El Quique”, empezó su carrera en el sector público en su tierra en donde en 1978 ingresó a la Administración de Rentas como cobrador de impuestos.

Posteriormente, lo mandaron a Morelia, a la Tesorería del Gobierno del Estado , en donde  fungió como interventor de espectáculos, pero ya desde que salió de su terruño traía la espinita del fotoperiodismo, ya que colaboraba con el periódico  El Cometa de Don Emigdio Castillo Barragán.

Definitivamente encontró su lugar y pasión cuando llegó a al departamento de Fotografía de la Coordinación de Comunicación Social del Gobierno del estado por el año de 1986 en donde de plano descubrió su vocación.

De ahí, unos meses después emigró al Congreso del Estado en donde echó raíces, no sin antes haber pasado por cubrir el DIF estatal y la Sedesol.

El pasado lunes,  con un emotivo mensaje y casi con lágrimas en los ojos, se despidió de sus compañeros de trabajo que  han formado gran parte de su vida en la convivencia diaria. Lo despidieron con un sabroso desayuno en un conocido restaurante moreliano en donde convivió gustoso con sus grandes camaradas.   

En el aplauso de sus compañeros, se lleva el reconocimiento a su trayectoria en la que puso todo su empeño y esfuerzo para impulsar el trabajo y sobre todo la imagen, del desarrollo legislativo de varias generaciones de diputadas y diputados del máximo recinto parlamentario de Michoacán

“El Quique”, se va descansar con el deber cumplido, aunque quizá no por mucho tiempo porque cuando el periodismo entra en el corazón, ya es muy difícil dejarlo.

TEXTO: Alfredo González Durán

FOTOS: CORTESÍA/CAPTURA DE PANTALLA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.