Encuentro conciliador

  • 8 octubre, 2018
Encuentro conciliador

Brújula

Por Alfredo González Durán

Pues sin duda alguna y de entrada, déjenme decirles estimados lectores, que este fin de semana le fue bien a Michoacán con la visita del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador quien en Morelia y dentro de su gira de Agradecimiento por el país, sostuvo un encuentro esperanzador, conciliador y prometedor para la entidad con el gobernador Silvano Aureoles Conejo y con representantes de sectores de la sociedad michoacana, en el Palacio de Gobierno. Y es que no me dejarán mentir que el panorama hasta antes de éste sábado, se antojaba medio nebuloso en la relación entre los gobiernos federal y estatal luego de las ya conocidas y diferentes preferencias electorales que hubo entre ambos mandatarios antes de los comicios del primero de julio… Obviamente que a las 10:30 de la mañana del sábado en que nos encontrábamos frente a la puerta principal del Palacio de Gobierno en espera de la llegada de AMLO que visitaría al gobernador antes de iniciar su mitin de Agradecimiento (precisamente frente a este Palacio y sobre la Avenida Madero), pues todo estaba a la expectativa. La nube de reporteros estábamos atentos a cualquier detalle a cualquier movimiento en la histórica puerta. Se abrió al filo  de las 10:35 y apareció el Gobernador Silvano Aureoles, mientras que el Presidente electo, Andrés Manuel, ya se había bajado de su vehículo a media cuadra, sobre la calle de Morelos y venía saludando a la gente que le hizo valla. Fue a las 10:40, cuando ambos mandatarios se dieron la mano, un abrazo y levantaron la mano saludando a la multitud. Permanecieron unos momentos ahí. Las gráficas captaron sonrisas de ambos, por lo que la expectativa de posibles nubarrones, empezaron a disiparse automáticamente. Entraron finalmente al Palacio de Gobierno seguidos de sus comitivas y ahí, por alrededor de dos horas, sostuvieron una reunión de gran trascendencia para el futuro de Michoacán… En el mensaje de bienvenida el gobernador fue bien claro al señalarle: “es un gran honor que nos acompañe, que nos visite.  Michoacán lo quiere, lo quiere bien” y le subrayó: “usted aquí ganó el primero de julio”. ¿Quihubo?… Incluso déjenme decirles que en varias partes de su mensaje y al plantearle la situación del estado, Aureoles Conejo le precisaría a López Obrador que existe “toda la voluntad, la decisión de establecer una estrecha coordinación con el gobierno federal, en la práctica, en los hechos, con apertura, con responsabilidad” y recalcaría Silvano: “Michoacán estar por encima de cualquier postura personal o de grupo y lo que importa es que saquemos adelante a Michoacán y estoy seguro que con el respaldo y el compromiso del Presidente electo, lo vamos a lograr”. Y subrayaría contundente en su postura el mandatario michoacano: “toda mi disposición para un trabajo cercano, abierto, sincero, franco y yo dejo mi postura de que la tarea que tenemos nos obliga a trabajar juntos” y agregaría: “la responsabilidad no es menor para el señor Presidente: reconstruir y hacer grande a México y pues a nosotros la parte que nos toca en el estado”, por lo que propondría una alianza, un acuerdo de todo lo que se requiera y reforzaría Silvano diciéndole a AMLO: “con Michoacán cuenta, con su gobernador y estoy seguro que con los sectores. Con los demás Poderes. Estoy seguro que vamos a hacer un gran equipo para sacar a Michoacán adelante y sacar a México”, recalcaría. ¿Qué tal?… Por cierto que el mandatario michoacano recordó la gran historia de Michoacán, su participación y el legado en la historia del país, recordando que la entidad fue “cuna de los Poderes de México. Aquí nació México. Aquí está la raíz de nuestro estado nacional. Aquí nacieron los grandes hombres que le han dado a México rumbo, que le han dado sentido. Michoacán, un estado diverso, plural. Primer estado de la República donde hubo un partido de oposición que ganó espacios de poder”. ¿Qué tal?… Asimismo, le planteó al Presidente electo la situación actual de la entidad y entre otros temas, incluso citó que “nos ha ido bien en el crecimiento económico en los últimos meses. En el año que terminó, Michoacán creció 5.19 por ciento en su economía, principalmente basado en el sector agroalimentario y paulatinamente en el crecimiento de la industria”. Dijo que “Estamos entusiasmados en que se pueda valorar la viabilidad y la puesta en operación de la Zona Económica Especial de Lázaro Cárdenas-La Unión y en cuanto al tema educativo dijo que “yo le he compartido el señor Presidente la situación de la educación el estado. Que hemos logrado  cuando menos 52 de los 63 indicadores de calidad y que mi reconocimiento a las maestras en los maestros, porque llevamos un tercer ciclo sin paros indefinidos y esto nos ha permitido que avancen de manera importante las tareas en materia educativa… EN EL TEMA de Seguridad, Silvano citó  que “es un reto mayúsculo que no está resuelto, evidentemente” y que será atendido con un   trabajo coordinado, un trabajo cercano “y así lo haremos con la política en la materia que usted defina en el gobierno federal”, le dijo a AMLO tras subrayar que “nosotros seguiremos trabajando de manera incansable” y citando cifras… EN CUANTO A POLÍTICA SOCIAL, señalaría Silvano que está “muy contento porque en este sentido hay absoluta coincidencia con lo que hará el gobierno de la República” y  que la suma de los programas que se aplicarán en la entidad es de varios miles de millones de pesos que permitirá atender sectores con alto riesgo de vulnerabilidad. Esto entre otros temas… Y POR SUPUESTO que en este encuentro era muy esperado el mensaje del Presidente electo López Obrador quien en un tono conciliador señalaría de entrada: “celebro este encuentro. Esta es una reunión plural, incluyente. Una pluralidad verdadera, auténtica” y luego explicaría a la concurrencia que en estos momentos “nosotros estamos haciendo un trabajo en este periodo de transición para preparar las condiciones y llegar a la Presidencia el primero de diciembre ya con un plan bien definido” y reforzaría: “por eso hemos estado trabajando y buscando acuerdos. Que la transición se siga llevando a cabo de manera armoniosa, porque queremos ir al cambio por el camino de la concordia, de la unidad, de la reconciliación”. El futuro Presidente mencionó que en este período de transición se está trabajando a fondo en diferentes temas y por ejemplo, dijo que han participado en decisiones trascendentes como el acuerdo inicial del Tratado de Libre Comercio. “Nos invitaron como observadores y lo cierto es de que fue productiva nuestra participación. Logramos, por ejemplo, que se vayan aumentando los sueldos entre los obreros de la industria automotriz, de la industria de autopartes”, dijo,  y que además “se logró también algo muy importante que tiene gran significado decirlo aquí, en Michoacán: se logró que México mantenga su soberanía sobre su recursos naturales, sobre el petróleo”, señaló en medio de aplausos. Explicó López Obrador que se buscaba la aprobación de un capitulo en materia energética “que nos comprometía, que nos quitaba libertad, que nos quitaba independencia, que nos quitaba soberanía. Y con resistencias y todo lo que es propio de una negociación, al final el Presidente Donald Trump  aceptó nuestra propuesta y ese capítulo que comprendía muchas cuartillas, que estaba muy abultado, quedó en dos párrafos. Y el contenido de estos dos párrafos tienen que ver con el derecho soberano de los mexicanos a decidir sobre sus recursos naturales, sobre el petróleo y sobre la industria eléctrica”, agregando que esto también se complementa “con una actitud de parte nuestra en el sentido de que nos conviene un tratado comercial, sobre todo para la tranquilidad, para dar certidumbre, para dar confianza a la inversión en el mediano y largo plazo. Entonces, esto ya nos permite tener una base para impulsar el crecimiento económico del país”. Y en este sentido, abundaría el Presidente electo que precisamente ese crecimiento “es un problema de fondo. Llevamos 30 años sin crecimiento económico. Si no hay crecimiento económico no hay empleos, si no hay empleos no hay bienestar, si no hay bienestar, no hay paz, no hay tranquilidad. Se desató la inseguridad y la violencia en buena medida, porque está estancada la economía. Entonces hay que sacar a la economía nacional del estancamiento en que encuentra”, subrayó, tras mencionar que necesitamos que haya crecimiento económico “y ese es el propósito de que podamos crecer cuando menos al doble. En vez del 2, podamos crecer el 4 por ciento anual. Eso va a significar empleos y repito, tranquilidad y paz social”… En su mensaje, entre otros tópicos, al referirse a la entidad dijo “a mí me da mucho gusto estar aquí, con ustedes. No se podría escribir la historia de México sin Michoacán. Michoacán ha sido la cuna de las tres grandes transformaciones que ha habido: la Independencia, la Reforma y la Revolución. Es Morelos, es Melchor Ocampo, es el General Lázaro Cárdenas, es el General Francisco J Múgica”, subrayó y prosiguió: “ahora también el pueblo de Michoacán nos dio su apoyo y el propósito es de llevar a cabo la cuarta transformación de la vida pública del país. Y vamos a trabajar en unidad, lo que aquí mencionó el ciudadano gobernador. Conversamos, son tiempos de coordinación, de unidad, de la Patria es primero. Podremos tener diferencias porque somos de distintas organizaciones políticas, religiones, sectores económicos, pero hay un interés General y ahora requerimos, necesitamos de la unidad”, recalcaría… Asimismo, López Obrador y al externar todo su respeto al Pacto Federal, enfatizó: “entonces vamos a trabajar coordinados con el gobernador y ese es el llamado que yo hago para que nos unamos de manera muy concreta, muy específica”. ¿Qué tal?… Y para luego es tarde, anunció que desde diciembre su gobierno apoyará a 76 mil 695 jóvenes en Michoacán que van a ser contratados como aprendices y se les va a pagar un sueldo de 3,600 pesos mensuales a todos los jóvenes desempleados de Michoacán. La inversión será de 3 mil 313 millones de pesos. “Inversión que nunca se había registrado en Michoacán en este sentido”, precisaría… Y anunció más apoyos para la entidad que posteriormente desglosaremos, pero déjenme comentarles estimados lectores, que como ustedes habrán visto, en este encuentro hubo y sin duda claros mensajes de entendimiento, de colaboración estrecha y de trabajar a fondo más allá de los intereses o preferencias partidistas o políticas y eso definitivamente que le conviene a Michoacán y al país, ¿o no?…  Y bueno no está por demás decirles que hubo hasta momentos de humor como el que protagonizó el gobernador Silvano quien al estar narrando todas las riquezas con que cuenta Michoacán, le dijo a López Obrador: “Siempre he dicho, Presidente, que somos el estado más hermoso de México… después de Tabasco”. Como ustedes se imaginarán, estimados lectores, las risas de toda la concurrencia no se hicieron esperar, incluida, por supuesto, la del Presidente electo. ¿Quihubo?… Así que a nuestro juicio tuvimos un fin de semana fructífero en el que el futuro Presidente de México dejó entrever que va con todo en su meta de transformar al país. Que trae ganas de chambear y meter el acelerador apoyando a los gobiernos y hasta exigió a sus colaboradores el mismo ritmo… Y POR CIERTO, déjenme les platico que el Presidente electo llegó desde muy temprano al aeropuerto de Morelia en el avión comercial y según nuestras antenas parabólicas, el que estuvo ahí a recibirlo fue el alcalde moreliano, Raúl Morón Orozco, quien de plano casi todo el día anduvo con él. Nomás con decirles que en la camioneta del Presidente electo, en el trayecto del aeropuerto hacia la ciudad, venían el ex gobernador Lázaro Cárdenas Batel, Raúl Morón, Roberto Pantoja Arzola y el próximo Secretario de Agricultura, Víctor Villalón Arámbula. Y bueno, al parecer AMLO prefirió almorzar en el camino en lugar del Aeropuerto, por lo que el alcalde capitalino lo llevó a desayunar carnitas precisamente a “Carnitas Raúl” –que tenemos entendido no son de él, por cierto— y que están sobre la Avenida Madero, en donde el futuro Presidente de México saboreó el tradicional producto de Michoacán, con sus chilitos en vinagre y unas tortillas recién salidas del comal y todavía hasta infladitas. Bueno, déjenme decirles, que también en la comida, el alcalde moreliano agasajó a su amigo el Presidente electo al llevárselo a comer al restaurante Marseva en donde se saborea la comida de mero tierra caliente. ¡Puro Michoacán!. Tenemos entendido (y según los reportes de los pájaros en el alambre), que durante ese acompañamiento, el Presidente electo anduvo con el alcalde por varias calles de la capital observando el deterioro de éstas por lo que podríamos casi hasta pronosticar que muy probablemente AMLO apoyará a Morón a solucionar ese problema y más. No cabe duda que el alcalde moreliano se levantó con el pie derecho el sábado pasado y si así le sigue yendo y le entra duro a la chamba en la capital, ya estará más que apuntado para La Grande del 2021. Al tiempo. Antes me habla