Fotos: internet  

Por Arturo Romero Sánchez

Corresponsal/Lapolacamich

CIUDAD DE MÉXICO. – Ante la crisis que vive Venezuela, en manos de Nicolás Maduro; Rusia y Estados Unidos pretenden realizar una reunión, con el fin de suavizar la tensión, y encontrar una salida pacífica al conflicto que tiene sumida a esa nación en una situación político-económica, que se ahonda después de que las ventas petroleras del país cayeron pues el conglomerado de la India, el Reliance Industries suspendiera las compras a Venezuela, bajo la presión del presidente Donald Trump, quien ha negado existan “esas presiones” de su parte, y que estas mismas presiones, hacen que la India, también cancele sus exportaciones de solventes al país venezolano, los cuales son muy necesarios para la industria petrolera.

Ahora, el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, informó que se reunirá con el representante especial de los Estados Unidos para Venezuela, Elliot Abrams, en la ciudad de Roma, Italia, los días lunes y martes próximos, y que a esa reunión se agregarán funcionarios italianos, y dentro de ellos, estará Pietro Benassi, consejero diplomático italiano.

Recordemos que el gobierno de Rusia, manifiesta su apoyo al presidente Maduro, mientras que los Estados Unidos ofrecen su respaldo a Juan Guaidó, en lo que se dice, por parte del gobierno ruso, es “una injerencia exterior ilegal”, lo que hace inadmisible para buscar una intervención militar.

Serguei Riabkov, sostiene que su país mantendrá de defender su posición en defensa del gobierno del país venezolano, afirmando, que el hecho de obstaculizar su labor comercial entre el país ruso y el país aludido, “tendrán un impacto a nivel internacional, entre las relaciones ruso-estadounidenses y los demás países que apoyan la moción establecida por el gobierno norteamericano.

Dentro del mismo tema del petróleo, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), anotó que la caída de la producción petrolera en Venezuela, desde “el apagón” podría ocasionar un gran problema para el mercado, por la disminución de la producción en 142,000 barriles diarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.