Fotografías: Artrom

Por Arturo Romero Sánchez

Corresponsal/Lapolacamich

En la cima del Cerro del Chapulín,  se yergue ostentoso, este bello edificio,  “que guarda en su memoria”,  el acontecer de tantas páginas de nuestra historia,  y en sus entrañas, nos presenta claras muestras de ello.

Desde los tiempos prehispánicos,  sitio de suma importancia por su ubicación, que comenzó siendo punto estratégico para la vigilancia de la población  mexica, que desde ahí podían atisbar cuando alguien se acercaba a la  comunidad y más aún cuando el enemigo  lo hacía.

Actualmente,  es la sede del Museo Nacional de Historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *