En el palacio Miraflores…

* No le gustaron las preguntas del periodista

* Desprecio a la libertad de expresión en Venezuela

Por Arturo ROMERO SÁNCHEZ

Corresponsal/La Polaca Mich

CIUDAD DE MÉXICO:

Desde enero 25  de este año, Reporteros sin fronteras, pidió la intervención de la ONU por las detenciones a periodistas y la censura en Venezuela.

Denunció ese día que fueron arrestados ocho periodistas de manera ilegal en Caracas, y que se han multiplicado las detenciones arbitrarias de los periodistas extranjeros que llegan a cubrir las manifestaciones de los opositores al régimen de Nicolás Maduro, quien se vale de la policía, la Dirección General de Contrainteligencia Militar, y  del Servicio Bolivariano, para cometer las detenciones, censurando a medios nacionales e internacionales, situación que se ha vuelto por demás preocupante para el mundo.

Reporteros sin Fronteras, acusó de la detención preventiva y el acoso de las interrogaciones a periodistas como Rodrigo López –brasileño, del grupo RBS-, Leonardo Muñoz y de Maurén Barriga Vargas, ambos colombianos, de la agencia EFE;  de Gonzalo Domínguez Loeda, español, también de EFE; Pierre Caillé y de Baptiste des Monstiers, de origen francés, del programa “Quotidien´ de TF1; Rodrigo Pérez y Gonzalo Barahona, chilenos, de la cadena TVN.

Algunos de ellos fueron “amablemente” invitados a tomar un vuelo que los condujera a sus países de origen.

Ahora, el día de ayer, se reportó la detención del periodista México-americano Jorge Ramos, quien junto con su equipo fue detenido en el palacio de Miraflores, en Caracas, Venezuela, según informó la cadena Univisión, al realizar una entrevista al presidente Nicolás Maduro.

Esta información, también fue difundida mediante un “twitter” publicado por la misma agencia, y más tarde se dio la noticia de que ya había sido liberado, y por palabras del mismo Jorge Ramos, expresó lo que vivió mientras fue retenido arbitrariamente durante algo más de un par de horas, dijo: “Nos quitaron todo, no tenemos nada”; y confirmó que ya se encontraban en el hotel, aunque sin equipo alguno, incluidos sus teléfonos celulares.

Luego de haber sido liberado el y su equipo, mediante entrevista telefónica al medio para el que colabora, dijo a Patricia Janiot, su colega, que en la entrevista con Nicolás Maduro, “Después de, aproximadamente, 17 minutos de entrevista, a él no le gustó las cosas que le estábamos preguntado sobre la falta de democracia en Venezuela, sobre la tortura, sobre los prisioneros políticos, sobre la crisis humanitaria que estaba viviendo; se levantó de la entrevista, después de que le mostrara los videos de unos jóvenes comiendo de un camión de basura, e inmediatamente después, uno de sus ministros, Jorge Rodríguez, vino a decirnos que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron todo el equipo…”

Más tarde, mediante otro twitter, la cadena Univisión publicó que la vigilancia a los periodistas aún continúa, y hacen responsables a Nicolás Maduro por la seguridad de ellos.

Jorge Ramos hizo público el video que enojó tanto a Maduro. En donde se aprecia claramente a los jóvenes comiendo de lo que transporta el camión de basura.

Por su parte, el Gobierno de México, mediante un comunicado externó su preocupación por el periodista retenido, y publicó:

La Secretaría de Relaciones Exteriores mantiene seguimiento puntual a lo ocurrido hoy en Caracas al periodista Jorge Ramos Ávalos y al camarógrafo Martín Guzmán Monroy, ambos de nacionalidad mexicana, así como al resto de su equipo.

El Gobierno de México confirmó, por medio de sus representaciones en el exterior y de Univisión Noticias, que el grupo de periodistas fue liberado tras ser detenido en el Palacio de Miraflores. Los ciudadanos mexicanos y el resto de los periodistas se encuentran a salvo.

El Gobierno de México ha presentado su protesta y preocupación al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela por lo ocurrido. Asimismo, se ha solicitado se restituyan equipo y materiales a Jorge Ramos y a sus colaboradores. Nuestro país hace un llamado al respeto de la libertad de expresión y refrenda su obligación en defensa de la seguridad de los ciudadanos mexicanos en el exterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

go88