Brújula

Alfredo González Durán

la brujula 300pxCIUDAD DE MÉXICO.- Pues sin duda que venir a la Ciudad de los Palacios, como es conocida la Ciudad de México, que además es la segunda urbe más poblada del mundo --después de Tokio--, resulta toda una aventura por lo que uno observa, escucha y vive en su estancia en la capirucha del país… Y déjenme decirles que la verdad que sí apantalla la entrada con el complejo habitacional y de oficinas de Santa Fé, que además se ha convertido en poderoso centro financiero de caché, pero que hace unas tres décadas eran minas de arena  y tiraderos de basura. Hoy luce esplendorosa esa entrada, al puro estilo de las grandes urbes europeas o gringas, pero ¿qué creen?: ya con serias broncas de conectividad porque el carrerío ya no deja ni transitar. ¡Ya se imaginarán! las recordadas de 10 de mayo a cada momento y todos los días del año… Así que si van de Michoacán para la CDMX por Observatorio, pues mídanle el tiempo porque el trafiquerío se pone ¡de a peso! y acelera al más tranquilón. El viejo pueblo de Santa Fé todavía existe, pero ahora con su vecino popof con fuerte poder económico y grandes broncas propias de la aglomeración urbana. Eso sí, ni para qué negarlo, está a todo dar para sacarse la selfie… PERO EN FIN, en nuestro trayecto, nosotros llegamos a donde la rolan Los Ángeles Azules, allá por Ixtapalapa (antes se escribía con “X” pero a alguien de los que se dicen chipocludos de la lengua, le cambiaron la X por la “Z” y sin decir agua va, hace ya como unos 30 años), a visitar a la raza, a los cuates, a los parientes. Nooo, pus ya se han de imaginar: bien recibidos y por supuesto que con unas cumbias y unas chelas, entre pecho y espalda. Y de volada: entrándole a las alegatas de quién ganaba de entre el Cruz Azul o el fachoso del América. ¡Las apuestas están de a peso! y entre los aficionados al fútbol –que son la gran mayoría en esa megalópolis— los reflectores están prácticamente puestos en ese partido. Sin duda alguna que van a salir chispas en este encuentro que se ha convertido en algo muy trascendente para millones de habitantes de la capirucha, ya que todos los que odian al América y que son de otros equipos, le van a los cementeros y los güilos de Coapa, pues no se dejan porque ¡por todos lados aparecen!. Chale… YO QUISE OPINAR, pero me callaron diciéndome que qué podía decir “con tu equipo chafa de los Monarcas del Morelia”. Mmmta, pus que gandallas, pero ya mejor ni le seguí porque resulta que un cuaderno que es también michoacano, le va ni más ni menos ¡que al América!. ¡Cárgame la… que me trajo!. Se pasa, la neta. Qué bueno que mi perro El Cachuchas, en cuanto lo oyó, que levanta la pata y que le rocía con agua de riñón el zapato al americanista, para que no se pasara de lanza. Y es que déjenme comentarles que al uchepo de mi perro no lo pude dejar en Morelia porque el muy terco me fue siguiendo hasta la central y pues ni modo, tuve que echarlo en la maleta. Otro poquito y nos cachaban, porque como lo mandaron a donde guardan las maletas en los camiones, de repente se ponía aullar el chillón. Lo bueno fue que no lo oyó el chofer, sino de plano nos bajan en la sierra… ESO SI, CUANDO llegué y lo pude sacar de la maleta, hasta me espantó el gandalla perro porque cuando sacó la cabeza, jaló aire como desesperado y nomás se le veían las canicas blancas de los ojos, todo tiznado como negro cambujo, ya que todo el humo del escape del camión, le daba en el hocico. Quien le manda. Antes no se ahogó por ir de metiche. Ya ni les digo la bronca pa meterlo al Metro y pa acabarla, ya rumbo a Taxqueña, quería hacer del uno. ¡Hijo de su perruna!. Lo que tiene uno que lidiar… PERO BUENO, luego les platico de más pato-aventuras que nos aventamos en esta semana que anduvimos por estos lares, pero a lo que iba es que la neta que lo que sí me agüitó es que la raza de acá también está sacada de onda por el tema de la inseguridad. Y es que fuimos al mercado de la colonia y a la de sin susto, dos morros veinteañeros se dieron hasta con la cubeta. Uno traía un rollo de manguera con el que le atizaba al otro. Nomás que una de esas, el morrillo que era maltratado a manguerazos, metió la mano a una bolsa y como que quería sacar algo. Por fortuna los frenaron y no pasó a mayores… YA AL OTRO DÍA, con un amigo nos lanzamos al Centro a buscar una pila para un celular, cuando de repente en una calle, vimos como dos morros de nuevo, se trenzaban a puro guamazo. “¿Qué onda, que pasa aquí?”, le pregunté a mi cuate, a lo que me dijo: “todos los días tristemente ya es igual y en gran parte de la ciudad. Ya no va uno tranquilo ni en los camiones. Ni en el Metro. Los asaltos son a todas horas”… SEGUIMOS nuestro trayecto y luego de reflexionar, le dije: “Este ya no es el México de ayer”,  y me contestó tristón: “No, desafortunadamente ya no”… EN EL TRAYECTO del Metro hasta llegar a Pino Suárez, llegamos a la conclusión de que algo se debe de hacer y no sólo el gobierno –que es su obligación— sino también con la participación de toda la ciudadanía. Incluso coincidimos en que si bien son necesarias las fuerzas de seguridad, definitivamente también ¡urge la creación de empleos!. Un modelo que genere chamba tanto en las urbes, como en el campo, en el caso de Michoacán. Y es que este fenómeno de la inseguridad, no es sólo de un lugar del país, es notorio que ya se extendió por todos lados. Pasamos por Toluca y nos comentaron lo mismo. ¿Qué hacer?. Pues sin duda que enfocar todas las baterías en ese problema que está quitando el sueño a todos los mexicanos y mexicanas… CLARO, TAMBIÉN en nuestra estancia en la capital del país, por todos lados escuchamos en la radio, vimos en la televisión y en la propia calle, comentaristas y ciudadanos metidos también en la bronca que traen el Poder Ejecutivo y Legislativo contra el Poder Judicial. Los dos primeros Poderes –analizan los comentaristas y colegas periodistas-- le han dado a llenar al Judicial con eso de que un magistrado gana alrededor del ¡medio millón de pesos mensual!. La polémica, entre esos círculos periodísticos y políticos de la capirucha del país, está desatada ya que en sus comentarios muchos señalan que “puede estar en riesgo la democracia porque los Poderes Ejecutivo, a través del Presidente y el Legislativo, a través de los senadores y diputados, con una apabullante mayoría de MORENA, se le han ido a la yugular al Poder Judicial exhibiéndolo en algo que obviamente es inaceptable: que en estos tiempos de gran necesidad, existan sueldos de más de ¡medio millón de pesos! para unos cuantos”. ¿Qué tal?...  Los que están con el Presidente López Obrador lo defienden diciendo que “él ha sido el único que se atreve a poner orden en esta desproporción salarial”,  mientras que otros analistas lo critican aduciendo que “ahora quiere también poder precisamente en el Poder Judicial”. Incluso, hasta muestran su desacuerdo en que en estos tiempos también de relevo en el Poder Judicial, “López Obrador va a mandar una terna”. Los críticos de esta postura, señalan que si MORENA hablaba de un cambio, lo que ahora debe cambiar es que el “Ejecutivo no mande ternas, como se hacía en antaño  y que deje que el Poder Judicial resuelva sólo y de manera autónoma, su período de transición. Eso es la democracia”, arguyen. ¿Qué tal?... Sin duda pues, estimados lectores, la polémica en todos los sentidos, les repito, está desatada y eso es bueno, aunque eso sí, hay que saberla llevar en un país democrático como el nuestro en donde todo mundo tiene derecho a pensar y a opinar como mejor le parezca, ¿o no?... CLARO, TODO esto mientras que también cuando fuimos al mercado para comprar algo de almorzar, nos encontramos con que el vasito de nopales que costaba 7 pesos está a ¡12 y 15 pesos!. El jitomate a ¡40 pesos!. igual que el tomate. El chile serrano a ¡17 pesos… el cuarto!. Y ya ni le sigo, porque la verdad que hasta como que se quieren salir las de San Pedro. En ese mercado noté la cara de aflicción de muchas madres de familia, amas de casa que con un diario de unos 80 pesos, seguro que apenas le alcanza para tortillas y un kilo de frijoles… Obvio que ante esto que se ve no sólo en los mercados de la capirucha del país, sino de Morelia, Michoacán y de todo México, ¡urge que nuestros gobernantes! se enfrasquen, si quieren, en temas entre Poderes para buscar soluciones --sin avasallarse--, pero también que nuestros diputados y senadores, así como están atentos a lo macro, a lo que jala de grilla las ocho columnas, se fijen en lo micro, en lo que le está pasando al pueblo, en los precios de los productos en el mercado. Es inconcebible que le pregunta uno al marchante que por qué está tan caro todo y sólo dicen que por el clima, que porque llovió en Saturno y que va a nevar en Neptuno. ¿Y nuestro legisladores que están haciendo al respecto?. Ya se viene nueva temporada de siembra de invierno y no se ajustan los precios de garantía para los campesinos, no se habla de la mecanización para el campo, no se habla de traer directamente y sin intermediarios (para abaratar precios) pescado de nuestras costas o lagos y ríos para alimentar al pueblo y etc, etc. En fin… POR LO PRONTO  ya le compré a mi perro El Cachuchas un hueso de carnaza, a ver hasta cuándo se da cuenta que ese no tiene tuétano, Lo malo es que luego se pone perro y a fuerza quiere que le compre su Tibón o Sirloin. Hey, dijo Ireta. O verás. Ya no se conforma con la pajarilla o tripas el uchepo. Mejor que lo mantenga el gobierno, ¿o no?. Lo malo pues es que así como está de caro el chile, ora ni eso me van a traer los Santos Reyes. Que gachos… Y POR SUPUESTO que fuimos a la Cámara de Diputados y al Senado en busca de nuestros senadores y diputados michoacanos, pero ahora sí que a nosotros si nos avasalló el tiempo. Pero pronto les caeremos de retache para saber ¿que están haciendo de leyes también en lo micro, en la canasta básica?, porque la verdad que está dura la cosa y esperemos que pronto se den una vuelta a comprar en el mercado, pa que vean lo que se siente, ¿o no?... Y ENTRÁNDOLE al gobierno del estado, pues sí que el gobernador Silvano Aureoles Conejo sigue movido y como siempre, tocando puertas para buscar apoyos para Michoacán ahora con el nuevo gobierno Federal. Como recordarán, el pasado domingo anunció que solicitó audiencia con el Presidente Andrés Manuel López Obrador para ver el pago a maestros. El martes ya precisó que el gobierno del Estado y SEP resolverán pagos de salarios de diciembre a maestros. Que se logró ese acuerdo conjunto en un encuentro con el secretario de la SEP, Esteban Moctezuma Barragán, durante una reunión que “fue de apertura, receptividad y disposición de ambos gobiernos”. Incluso hasta acordaron resolver a fondo el problema estructural del sistema educativo a largo plazo… El miércoles, en la Ciudad de México, el gobernador y el secretario de Seguridad del país, Alfonso Durazo confirmaron que no obstante la creación en proceso de la Guardia Nacional, “los estados y municipios seguirán teniendo responsabilidad en materia de seguridad”. En esa reunión, Aureoles Conejo señaló que “sólo con la colaboración estrecha de los 3 órdenes de gobierno, se alcanzarán resultados”, en tanto que Durazo precisó que  “el Ejército y la Marina participarán en los estados, pero solamente de respaldo”. Y este mismo miércoles el gobernador, durante su gira por la CDMX, también se entrevistó con el secretario de SCT, Javier Jiménez Espriú, con quien, entre otros puntos, le externó la importancia de consolidar el Puerto LAC. ¿Quihubo?... Como les decía, el mandatario estatal anda ya tocando y abriendo puertas con el nuevo gobierno Federal y eso es bueno para la entidad, ¿o no?...

Valora este artículo
(1 Voto)

Más en esta categoría:

Volver