El segundo lago más  grande del país.

En riesgo de desaparecer.

A punto de convertirse en un desierto  salitroso.

En la presente temporada de lluvias su recuperación es lenta.

Falta mucho espacio por cubrir.

Ya estamos a la mitad de la temporada.

Incertidumbre ante su recuperación.

Hecho lamentable que estamos viviendo.

Reportaje Gráfico Lazer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *