LA POBLACIÓN DE IZTAPALAPA, FIEL A SU TRADICIÓN: REALIZÓ SU 175 REPRESENTACIÓN DE SEMANA SANTA

Por Arturo ROMERO SÁNCHEZ

Corresponsal/La Polaca Mich 

CIUDAD DE MÉXICO.- Iztapalapa, una vez, más abrió los brazos para recibir a visitantes, nacionales y extranjeros, que acudieron a ser testigos de la representación con actores de carne y hueso, representación que es la más grande del mundo, y cuyos preparativos inician casi tres meses antes, con la selección de cada uno de los papeles de mayor importancia, aunque, todo el pueblo puede participar –único requisito: haber nacido en Iztapalapa- en total, formalmente participaron entre 160 y 170 actores, y unos 500 extras.

Alrededor del mediodía inicio la partida del cortejo principal, desde “la casa de los ensayos” lugar que por tradición ha sido el punto de reunión para planificar este importante evento, la cantidad de gente, imposible de albergar en la ya mencionada casa, también se reúne en los alrededores de la Macroplaza Cuitláhuac, área anexa a los edificios que ocupa la Administración de Iztapalapa, y es ahí a donde se levantan los escenarios para tan grande evento, agrupando a infinidad de actores en los alrededores, prontos a su participación.

El ir y venir de la gente que tendría la actuación, quizá la más importante en su vida, daba los últimos retoques a su vestuario y maquillaje, el número de visitantes, en número creciente, también deambulaba por toda las calles anexas al lugar del evento, no sin dejar de mencionar que aprovechando la fecha con su afluencia importante de asistentes, propició la instalación de una feria que año tras año llega, con venta de productos artesanales, básicamente, y otros productos que son tradicionales, alimentos, sombreros, frutas, juguetes, refrescos….

Sin duda, toda una romería, y un deleite para el visitante que puede elegir de entre gran cantidad de antojitos mexicanos, que son, ya, toda una tradición y que han traspasado muchos de ellos, las fronteras de nuestra nación.

Digno de mencionar, también, fueron las medidas de seguridad tomadas por las autoridades: Policía en actitud de vigilancia, paramédicos, tanto de agrupaciones oficiales, como voluntarios, Protección Civil, Locatel. Pero también, de forma notoria, el comportamiento de los asistentes.

Otro punto, también muy importante de aclarar, es que si bien se habla de una afluencia de más de dos millones de visitantes, debemos decir que es una cantidad que no se encuentra en un solo lugar ni al mismo tiempo, pues es el número de visitantes que se encuentra en calles y sitios aledaños; hay espacios para disfrutar de manera tranquila el lugar. Lo que sí es difícil es acompañar a la procesión, en su recorrido hacia el lugar a donde terminará la jornada, camino que se recorre por estrechas calles, a donde se forman vallas humanas y vendimia que ofertan a los asistentes, lo que hace muy difícil el trayecto hacia el Cerro de la Estrella, lugar a donde culmina la celebración del Viernes Santo, con la crucifixión del Señor, y adonde también se congrega gran cantidad de asistentes, en un peregrinar para subir hasta la cima y poder ver, cuando es posible, desde la parte más alta, toda la ciudad en un giro de 360 grados, bienaventurados los que hemos tenido ese privilegio. Fotos: ARS

Valora este artículo
(0 votos)
Volver