* México: crisis en DDHH

* Disposición del Gobierno Federal ante la emergencia

* “Sin seguridad no hay derechos humanos, pero sin derechos humanos no hay seguridad”

Foto: Gobierno Federal

Por Arturo Romero Sánchez

Corresponsal/Lapolacamich  

CIUDAD DE MÉXICO. –

Muertes violentas propias de un país en guerra.  Es lo que se vive en México

La Alta Comisionada de los Derechos Humanos, al hacer un balance de la situación que prevalece en México, reconoció que la voluntad de cambiar las situaciones inherentes a los Derechos Humanos, merece todo el apoyo de este organismo internacional.

Fue en una conferencia a los medios, que ofreció dentro de las instalaciones del Centro Cultural España en el centro de la CDMX, y se refirió a las desapariciones que han tornado crítica la situación en derechos humanos en nuestro país; y enfática expresó “México tiene cifras de muertes violentas propias de un país en guerra: 252.538 desde 2006” menciono que, “El caso de Ayotzinapa reveló al mundo un problema central y transversal en México: el de las más de 40.000 personas desaparecidas, un cuarto de ellas mujeres. Ala par, existen 26.000 cuerpos sin identificar registrados por el Estado y se han localizado más de 850 fosas clandestinas. Estos datos son aterradores”

En su disertación, también se refirió a las mujeres que sufren violencia de forma desmesurada y dijo que han sido asesinadas 568, lo cual hace un promedio de 10 muertes por día; y mencionó de los casos de tortura en los centros de detención, de la violencia ejercida no solo a mujeres, sino a hombres también y sobre todo a los periodistas.

Ante la voluntad del Gobierno Federal para afrontar esta crisis, invitó a “implementar un cambio de paradigma: uno que asume la centralidad de los derechos humanos”.

Después de haber firmado un convenio de asesoría para la creación de la Guardia Nacional, la comisionada, indicó que “si bien el desarrollo socioeconómico y cultural es la estrategia que permitirá a largo plazo reducir los niveles de inseguridad y violencia, está claro que se necesitan fuerzas del orden que impongan y mantengan la Ley respetando los derechos humanos”. Pero insistió en que este nuevo cuerpo de seguridad se apegará a los más altos estándares internacionales de respeto a los derechos humanos.

“Sin seguridad no hay derechos humanos, pero sin derechos humanos no hay seguridad” dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

go88