Reactivada

Alfredo González Durán

BUENA: Ora sí, hasta un champurrado nos hizo mi Tía Coty este dominguito pa merendar porque la ñora y todos nosotros sentimos algo de alivio al saber que las cifras de la pandemia como que ¡ya van pa abajo!. “¡Dios te oiga!”, gritan al unísono en mi chante y elevando nuestras oraciones al cielo para que siga mermando la pandemia que este domingo registró ¡150! casos en el estado y 71 en Morelia, notándose una disminución que ojalá así continúe, porque ¡vaya que si nos ha ido como en feria! en los últimos 2 meses en los que hemos llegado a rebasar los ¡2 mil casos! como sucedió el 26 de enero. Por fortuna este fin de semana ya fueran menos y mientras el viernes se registraron ¡390! casos en el estado, en Morelia, –el epicentro de la enfermedad–  fueron 160. El sábado se registraron ¡450! a nivel estatal y 164 en Morelia, mientras que este domingo, como les decía, bajó notoriamente… DE TODOS modos,  a seguirnos cuidando y a no confiarnos –aun cuando Michoacán estará en Semáforo Verde– porque ya ven que eso de la confiada es lo que nos ha costado el disparo en contagios. Así que buzos caperuzos, ¿o no?… PERO CAMBIANDO de temas y entrando a acciones de gobierno, en cuanto al estatal, pues definitivamente que la noticia que jaló todos los reflectores habidos y por haber, fue la reactivación de la exportación de aguacate michoacano a los Estados Unidos el pasado viernes en una acción conjunta que encabezó el gobernador Alfredo Ramírez Bedolla con autoridades de la embajada del vecino de país y con los productores de la APEAM… Sin duda, que fue un logro que generó esperanza entre miles de trabajadores que en Michoacán se dedican a esta industria y una muestra de que la diplomacia y entendimiento tripartita, arrojó buenos resultados… “Es una muestra del buen entendimiento entre los gobiernos de México, Michoacán y Estados Unidos, en favor de la economía de ambos países”, dijo el gobernador al celebrar esta reactivación y precisamente durante la gira que realizaba por Uruapan con el director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, con quién, además inició gestiones ante la Asociación de productores y Empacadores Exportadores de Aguacate de México (APEAM) “para ampliar la cobertura de seguridad social entre trabajadores agrícolas”. ¿Qué tal?… FUE PRECISAMENTE en ese evento cuando recibió la información de la decisión tomada por el Servicio de Inspección Sanitaria de Animales y Plantas (APHIS) del Departamento de Agricultura de Estados Unidos… INCLUSO, ese mismo día, el embajador estadounidense, Ken Salazar, publicó un tuit en el que anunció la reanudación de las inspecciones de aguacates en Michoacán y agradeció  el apoyo de  los gobiernos  federal y de los productores… RAMÍREZ BEDOLLA reforzó que: “con esta determinación se beneficia el sector michoacano que representa a 31 mil productores de aguacate que trabajan en un total de 48 mil huertas y 75 empacadoras donde se generan más de 300 mil empleos directos e indirectos”… Y EN CUANTO a la seguridad social para jornaleros aguacateros, como les comentaba, ese mismo viernes, el gobernador y Zoe Robledo realizaron un recorrido por la sede de la APEAM en donde se destacó la importancia que tiene otorgar seguridad social a las y los trabajadores del campo para garantizar sus derechos y que exista igualdad de condiciones, como en cualquier otro empleo formal… Por su parte, el presidente de la Asociación, José Luis Gallardo, aseguró que “existe toda la voluntad y apoyo de la industria para avanzar en la afiliación de los trabajadores del gremio”  estimando que hay más de 67 mil familias que dependen de esta actividad. ¿Qué tal?… PERO SIGUIENDO con gobierno, en cuanto a municipios, pues déjenme les comento que el alcalde de Morelia, Alfonso Martínez Alcázar, señaló este domingo al que esto escribe que en torno al futuro de la escultura de “Los Constructores” (que fue derribada hace una semana por parte de integrantes del Consejo Supremo Indígena de Michoacán, tras considerar esa obra como “ofensiva y racista”) se llevará a cabo un diálogo abierto y plural, tendiente a la conciliación EL ALCALDE expresó: “vamos a montar una Mesa de Diálogo para ver cómo podemos hacer algo entre todos; definir qué vamos a hacer con esa escultura”, dijo y precisó Martínez Alcázar: “de entrada, se tiene que reparar y vamos a ver si la ponemos en algún otro sitio. Lo importante es dialogar con los indígenas, con historiadores, con el Consejo de la Ciudad. Que, entre todos, tomemos una decisión conjunta ”, nos dijo el alcalde… Y DEFINITIVAMENTE, estimados lectores, que  precisamente el diálogo entre las partes involucradas es el mejor camino para lograr un acuerdo que permita sortear esta controversia en la que, por un lado, se encuentran los que la defienden por considerarla como “el reflejo de un hecho histórico y homenaje para quienes construyeron la ciudad” de Las Canteras Rosas y por el otro, para quienes la rechazan al catalogarla “como racista y símbolo de la esclavitud durante la colonia española”… ANTE ESTA situación, pues no hay de otra que antes que el camino de la confrontación, se busque el camino del entendimiento a través de argumentos sólidos de cada una de las partes y eso sí, poner sobre la mesa la forma y la manera de dejar plasmada nuestra historia… Y ES QUE si algo es comprobable en estos tiempos, es que si conocemos parte de la historia del hombre en este planeta, es gracias a los vestigios, obras y señales que nos han dejado nuestros antepasados y por ejemplo, si no fuera por una pirámide, una tumba, un jeroglífico o pinturas rupestres, así como ciudades enterradas y demás hallazgos de la antigüedad, pues no sabríamos ni cómo llegamos o por qué estamos en este mundo. Ya ven, no podemos aún ni descifrar del todo cómo surgieron o por qué se extinguieron los teotihuacanos y eso que tenemos las majestuosas y bellísimas pirámides del Sol y la Luna, ¿o no?… ASÍ QUE a plasmar nuestra historia y encontrar la forma de cómo hacerlo, ¿o no?… POR CIERTO que la escultura, obra del reconocido artista moreliano, José Luis Padilla Retana, cumple 27 años de haber sido inaugurada y en su momento se describió como “un símbolo de gratitud y orgullo” a quienes construyeron la majestuosa Valladolid, hoy Morelia, como se describe en la placa del monumento:  “A LOS CONSTRUCTORES DE LA CIUDAD los habitantes de la ciudad de Morelia, erigen llenos de gratitud y orgullo este monumento dedicado a la memoria de los constructores de Guayangareo – Valladolid – Morelia. Monumental y hermosa urbe, urdimbre de piedra y cultura, que hemos heredado, y a la que su más preclaro hijo José Ma. Morelos, la llamara “El jardín de la Nueva España” y firma Xavier Tavera Alfaro, cronista de la Ciudad… PERO TAMBIÉN cabe destacar que en la misma placa se explica el significado, el por qué y quiénes conforman la escultura, que dice: “EL LUGAR que ocupa el monumento fue elegido por ser un punto en la ciudad donde se integran dos épocas del desarrollo de la misma. Lugar actual de arranque del Acueducto al que puede considerarse columna vertebral de la urbe. Las CUATRO FIGURAS se desplantan sobre un talud vegetal que evoca la Loma de Guayangareo en donde se estableció el núcleo de la ciudad, dando el rostro a ella y su Acueducto. El ALARIFE representa a los arquitectos e ingenieros que han hecho a la ciudad. FRAY ANTONIO DE SAN MIGUEL como Obispo representa al gobierno eclesiástico, al civil y a todos aquellos habitantes que con su fuerza han ideado esta Metrópoli. El MAESTRO CANTERO conocedor en el corte y la talla de piedra. El PEÓN la mano de obra anónima que ha hecho posible la ciudad de ayer y hoy”, termina diciendo la placa. ¿Qué tal?…  POR CIERTO que dentro de las notas que se publicaron sobre el derribo de la estatua del Obispo Fray Antonio de San Miguel, una de las fuentes que se citaron para plasmar quién fue y cuál fue la obra del Obispo, fue la del escritor, historiador, bibliófilo y académico mexicano, Ernesto Lemoine Villicaña (1927-1993), quien se especializó en geografía histórica, historia indígena, historia urbana, la Independencia de México, con particular énfasis en la vida y obra de José María Morelos y otros héroes de la independencia… EN EL BOLETÍN del Archivo General de la Nación, es en donde Lemoine dejó plasmado: “Un notable escrito póstumo del obispo de Michoacán, fray Antonio de San Miguel, sobre la situación social, económica y eclesiástica de la Nueva España, en 1804”, que consta de 57 páginas. Es un escrito aleccionador que refleja el panorama y el contexto en que vivió el clérigo a quien, a través del documento, se enumera lo que hizo por Michoacán… Sin duda, un documento que releja el contexto del 1784 en que llegó Fray Antonio a tierras michoacanas… Pero para muestra, nada más unos pasajes de ese escrito de Ernesto Lemoine, quien incluso deja prever que Fray Antonio convivió ni más ni menos que con Hidalgo y Morelos en su momento… Aquí unos párrafos de lo que narra: “Pero es nuestro San Miguel quien mejor se transparenta en esa humanitaria cruzada: Abrió caminos y labró puentes y calzadas y levantó el magnífico Acueducto de esta ciudad, que perpetuara su memoria… emprendiendo algunas de estas obras en el hambre de 1786, con el doble fin de emplear útilmente los hombres que había necesidad de alimentar. O sea –prosigue el documento–, atacaba al mismo tiempo la necesidad de emprender mejoras materiales para disfrute de la población, y la de dar trabajo a millares de desocupados que, con los salarios percibidos, llevaban a sus paupérrimos hogares la tortilla de maíz -humilde y grandiosa– que llenaría los estómagos vacíos de tanta mujer y tanto niño anémicos”… “EI obispo se endeudó, echó mano de todas las reservas de su tesorería…”, precisa hasta aquí uno de esos párrafos escritos por Ernesto Lemoine  y otro más : “Protegió la instrucción, elemental y superior, en todo Michoacán; fundó becas para niños y niñas de escasos recursos, que subsistieron hasta su muerte; aumentó las dotaciones del Seminario Tridentino y del Colegio de San Nicolás, y, ya hemos visto no perdió ocasión de asistir a los actos literarios importantes que se realizaban en estos institutos; construyó escuelas, mejoró los métodos pedagógicos que se hallaban en vigor, y en las visitas pastorales que emprendió, jamás dejó de recomendar a los clérigos que atendieran, de manera primordial, a la niñez, hambrienta y sedienta de aprender” y agrega: “no está por demás añadir aquí el breve contacto del prelado con un modesto preceptor, que acababa de dejar sus clases de Gramática y  Retórica en el pintoresco pueblo de Uruapan, y a quien el 25 de enero de1798, San Miguel confería su ‘primera ampolleta’, nombrándolo cura interino de Churumuco, puesto que comenzó a desempeñar el mes de marzo del mismo año, con increíble regocijo (porque el obispo) se digna elegir pequeños para empresas grandes, escribe el beneficiado que no es otro que el insigne Don José María Morelos”, precisa el historiador en ese párrafo… ¿Qué tal?. En fin, estimados lectores, esperemos pues, que se llegue a una conciliación pronta entre las partes, sobre el futuro de esta escultura….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.